Blog personal de Alejandro Castroguer

En el blog de Alejandro Castroguer podrás estar al tanto de las noticias que generen las novelas "GLENN" (Premio Jaén de Novela 2015), "LA GUERRA DE LA DOBLE MUERTE", "EL ÚLTIMO REFUGIO" y "EL MANANTIAL", y las antologías "Vintage'62: Marilyn y otros monstruos" y "Vintage'63: J.F.K. y otros monstruos" entre otras. Además, es lugar de encuentro para amantes del cine, la literatura, la buena música y las aventuras del Rey Mono.

jueves, 5 de enero de 2017

Crónica cromática, de Alberto Vilas



Extractemos algo de lo escrito por el Habitante Incierto a cuenta de UBUNTU (2016), el último disco de Alberto Vilas: "A veces el arte convoca al arte, en una suerte de lance que tiene mucho de casualidad. Igual que una llamada telefónica que no esperas o un encuentro casual al doblar la esquina. Así ha sucedido en esta ocasión. Os cuento: no hace mucho contactó conmigo Alberto Vilas; ¿la razón?, hablarme de la impresión que le había causado la lectura de "Glenn" (...). Parecía cosa del destino, del azar que un pianista disfrutase con una novela escrita en torno a la figura de otro pianista. Como no soy escritor que se regodee en elogios, preferí que fuésemos, poco a poco, hablando de sus proyectos. Fue de este modo como conocí "Ubuntu", el nuevo disco de Alberto Vilas, editado hace apenas dos meses." 

Ahora ha llegado el turno de CRÓNICA CROMÁTICA (2014), cedé que da cobijo a once composiciones de Alberto Vilas. La impresión es la misma que la obtenida con el disco que le sucederá en el catálogo del músico afincado en Redondela. Aquí, como en "Ubuntu", todo suena con la naturalidad del paisaje gallego: no hay la más mínima nota discordante, tampoco sobreviene ningún afán circense. Es un poemario sin alardes huecos, un lienzo equilibrado, una marina bajo un sol de entretiempo.  

El Habitante Incierto posa con el cedé
Antes de nada, nombremos a los músicos que intervienen en la grabación: Rosolino Marinello sopla el saxo alto y el soprano. Felipe Villar tañe la guitarra. Juansy Santomé, al contrabajo, y Javier Barral, a la batería, llevan la rítmica del grupo. Y Alberto Vilas toca el piano y es responsable de la totalidad de las composiciones.

En SOÑOS DE TARTARUGA, dedicada al Solitario Jorge, el oleaje de la música atiende al binomio señalado por la bajamar y la pleamar de la melodía, o de la soledad del último ejemplar conocido de Chelonoidis abingdonii, tortuga gigante de las Islas Galápagos. Para corregir el titubeo inicial del piano de INSTANTE DISTANTE, el contrabajo interviene y lo espolea, tanto que compases después consigue que aquél se decida a cantar el tema, que comparte con el saxo y la guitarra. La guitarra de Felipe Villar retoma en COMO PEIXE NA AGUA las frases que Alberto le dicta desde el piano y que terminará por desatar sus dedos. La delicadeza de matices de DA MAN DO VENTO, una hermosura de pieza, no hacen más que confirmar la honda poesía del compositor y la calidad de los músicos reunidos en esta sesión. Balada con todo el sabor al mejor jazz, tal vez sea mi pieza favorita del disco, sin olvidar a "Alma en calma". En ALBATROS el que vuela es el piano, tras piar una serie de notas repetidas, y lo hace guiando al saxo y a la guitarra por encima del oleaje sostenido por la sección de la rítmica. En ENTRE VÍAS no aparecen ni el saxo ni la guitarra, quedando todo el protagonismo en manos de Alberto Vilas, que no pierde la ocasión de zigzaguear, de bailar, de revolverse, siempre bajo el empuje de Juansy Santomé y Javier Barral. En compensación, la balada ONÍRICA abrillanta el bello sonido de Villar, que toca su instrumento con el aliento propio de una pieza de estas características. Algo similar sucede en VAI PASAR, si no fuese porque la guitarra aquí se muestra menos comedida. Como ya sucediera en "Entre vías", RONSEL está compuesto para trío con piano: atención a los arpegios del piano. La pista número diez es la pieza más vitamínica, ya desde su inicio; seguramente por ello presta su nombre al cedé, CRÓNICA CROMÁTICA; aquí hasta el contrabajo tiene su sitio para brillar con luz propia. Tal y como ya sucediera en "Ubuntu", Alberto Vilas reserva el último corte del disco para una pieza a piano solo en la que se antoja no una casualidad, sino una marca de la casa: en esta ocasión se trata de ALMA EN CALMA. Valgan las palabras que dediqué a aquella "A arte de seguir en pé" para la que ahora nos ocupa: "pieza de orfebrería para piano solo, verdadera afirmación de su arte".

Foto tomada de la web de Alberto Vilas

Es de justicia señalar el especial cuidado que se ha puesto en la edicion del disco, tal y como se observa en la foto de arriba. En resumen, un cedé que se escucha de una tacada, gracias a la bonhomía de la música, a la aparente sencillez con que está compuesta. Quien persevere en su audición irá descrubiendo todos los matices y detalles, sonoridades y colores, que esconde. Los cinco músicos interpretan con delicadeza y justeza cada uno de los once temas. Mi recomendación más sincera para quienes busquen buena música.

A través de este enlace de la web del propio Alberto Vilas, podréis comprar el cd:
http://albertovilasquintet.wix.com/albertovilas#!shop/c20pz 
 

1 comentario:

  1. Un gustazo tu recomendación. A veces parece que la creación se ancla en un tiempo y para un tiempo, no es así casi nunca. Me encanta llevar Albatros en la cabeza cuando me dejo naufragar en medio de la ría soñando que pesco chocos, con el sol en los ojos dibujando ilusiones

    ResponderEliminar