Blog personal de Alejandro Castroguer

En el blog de Alejandro Castroguer podrás estar al tanto de las noticias que generen las novelas "GLENN" (Premio Jaén de Novela 2015), "LA GUERRA DE LA DOBLE MUERTE", "EL ÚLTIMO REFUGIO" y "EL MANANTIAL", y las antologías "Vintage'62: Marilyn y otros monstruos" y "Vintage'63: J.F.K. y otros monstruos" entre otras. Además, es lugar de encuentro para amantes del cine, la literatura, la buena música y las aventuras del Rey Mono.

sábado, 2 de julio de 2016

Literatura banal, o la literatura galopante y ruidosa


El Habitante Incierto os deja varios fragmentos del artículo que Enrique Vila-Matas firmó el 20 de diciembre de 2001 y que fue recopilado en el volumen "Aunque no entedamos nada", editado por J.C.Sáez Editor en 2003. 

Aunque el escritor diserta con mayor profundidad acerca del doble camino que recorre la literatura, la de hoja caduca y la perenne, la pasajera y la permamente (tal y como refiere el autor de "El mal de Montano"), el Habitante ha elegido estas anotaciones a modo de esquema que Vila-Matas tomó para afrontar un coloquio; son suficientemente esclarecedoras de lo que ocurre en la actualidad con la literatura: 

"El mercado contamina incluso a los editores independientes. 
Joven autor con ambiciones literarias lo tiene difícil, se exigen resultados inmediatos. 
A R. Musil hoy no lo querría publicar Planeta.
Triunfa la novedad. 
El culpable no es sólo el mercado. 
Los autores tienen mucho que ver en esto, la mayoría carece de verdadera ambición literaria.
Esa ambición consiste, desde mi punto de vista, en inventarte con tus libros un nuevo lector.
La literatura, es obvio, se ha banalizado."

Antes de acabar, el Habitante Incierto no resiste la tentación de señalar un par de fragmentos más. Tomando como base las palabras de Schopenhauer, Vila-Matas diferencia entre la literatura real y la puramente aparente: 

"La primera se desarrolla hasta alcanzar la categoría de duradera. La otra, cultivada por gentes que se hacen pasar por escritores, va al galope a través del ruido y de los gritos de aquellos que la practican..." 


Más adelante señala los responsables de la banalización de la literatura: la prensa, la importancia que ésta confiere a la concesión de los premios literarios mejor dotados, y los escritores. De éstos dice:

"Muchos escritores confunden su actividad con la resonancia social que ésta tiene y con el dinero. Son una plaga."


Al Habitante Incierto de esta Casa Deshabitada sólo le resta decir amén. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario