Blog personal de Alejandro Castroguer

En el blog de Alejandro Castroguer podrás estar al tanto de las noticias que generen las novelas "GLENN" (Premio Jaén de Novela 2015), "LA GUERRA DE LA DOBLE MUERTE", "EL ÚLTIMO REFUGIO" y "EL MANANTIAL", y las antologías "Vintage'62: Marilyn y otros monstruos" y "Vintage'63: J.F.K. y otros monstruos" entre otras. Además, es lugar de encuentro para amantes del cine, la literatura, la buena música y las aventuras del Rey Mono.

sábado, 21 de noviembre de 2015

Viajeros del Picoteórico, de Rafael Lindem



Título: Viajeros del picoteórico
Autor: Rafael Lindem
Ilustraciones: Antonio Hernández
Año: 2015
Editorial: Dissident Tales
Páginas: 260 páginas

Sinopsis:

¿Qué es cero?: cero es nuestro ahora.
Con esta premisa, «Viajeros del Picoteórico» narra la aventura de una búsqueda tan antigua como el propio concepto del tiempo; un viaje hacia el «hoy» que «fue», hacia ruinas que se ocultan en el subconsciente, en ocasiones tangibles, flotando a nuestro alrededor, como recordatorio de aquel lejano instante en el que conocimos la felicidad. Besos impregnados de pasión, miradas, sonrisas, promesas...
Todo fue presente, y lo sigue siendo en algún lugar.


La cuidada edición de Disident Tales, esmerada hasta en sus más mínimos detalles (observad lo trabajadas que están las solapas y las maravillosas portada y contraportada), hace justicia a las ilustraciones realizadas por Antonio Hernández y a la novela escrita por Rafael Lindem. Este trabajo coral (escritor, ilustrador y editor) convierte este libro en una rara habis dentro de la literatura de género. Una pequeña joya.

El illustrador, pese a la excelencia del trabajo realizado, no quiso figurar ni firmar sus creaciones. Así pues Antonio Hernández, ya sea por un exceso de pudor o de timidez, acaso de responsabilidad, prefirió permanecer en la sombra, de la que es obligación rescatarlo para ponderar su labor. Es responsable de parte del encanto del libro.

Y qué decir de la novela de Rafael Lindem. Primero, que deja patente que su autor es alguien con cosas que contar, originales y frescas, y que además se esmera en el estilo. No es ésta una novela para comedores de hamburguesas tan habituales en el género patrio. Sin destripar parte del encanto inherente a "Viajeros del Picoteórico", ése que ha de descubrir el futuro lector, apuntaré que comienza sumergida en la más honda desesperación. El protagonista ha perdido a la mujer de su vida; si no fuera ésta suficiente desgracia, todo cuanto le rodea y hace le recuerda a ella. Lejos del gabinete del doctor Voulgaris y de la realidad, el personaje se convierte en señor Quinto tras encontrarle cinco patas a una silla. Poco después recibirá una misión de vital importancia de manos de un cuarteto de señores que flotan en el aire de una segunda realidad: Bernat, Azarías, Nazario y Eliseo.

A partir de entonces, empieza una aventura que llevará al lector al interior del barco Diapasón, hasta el desierto de Messalim, a conocer el vacío y a los keinonautas, a viajar en globo... escenarios que se hacen realidad gracias a la labor conjunta de escritor e ilustrador. Una novela, la de Lindem, que deja un excelente sabor de boca (tal vez sabor a helado de chocolate) y que al lector más experimentado traerá ecos de grandes clásicos como "Los viajes de Gulliver", "Las aventuras del barón Munchausen", "Alicia en el país de las maravillas" o "Cinco semanas en globo". 

Si como afirma el propio novelista escribe y vive a oscuras, su obra por contra es todo luz, sabor, vibrante música, mar bravío, ardiente arena. Amor, helado de chocolate. Cruasán en punto. Cero, viaje iniciático. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario