Blog personal de Alejandro Castroguer

En el blog de Alejandro Castroguer podrás estar al tanto de las noticias que generen las novelas "GLENN" (Premio Jaén de Novela 2015), "LA GUERRA DE LA DOBLE MUERTE", "EL ÚLTIMO REFUGIO" y "EL MANANTIAL", y las antologías "Vintage'62: Marilyn y otros monstruos" y "Vintage'63: J.F.K. y otros monstruos" entre otras. Además, es lugar de encuentro para amantes del cine, la literatura, la buena música y las aventuras del Rey Mono.

domingo, 20 de septiembre de 2015

Los lunes al sol, de León de Aranoa


Título origina: Los lunes al sol
Director: Fernando León de Aranoa

Guión: Fernando León de Aranoa & Ignacio del Moral 
Música: Lucio Godoy
Fotografía: Alfredo Mayo
Año: 2002
Duración: 113 min.
 

Reparto: Javier Bardem, Luis Tosar, José Ángel Egido, Nieve de Medina, Enrique Villén, Celso Bugallo, Joaquín Climent, Aída Folch, Serge Riaboukine, Laura Domínguez, Fernando Tejero...

Sinopsis (extraída de FilmAffinity): En una ciudad costera del norte de España, a la que el desarrollo industrial ha hecho crecer desaforadamente, un grupo de hombres recorren cada día sus empinadas calles, buscando salidas de emergencia. Son funambulistas de fin de mes, sin red y sin público, sin aplausos al final; viven en la cuerda floja del trabajo precario y sobreviven gracias a sus pequeñas alegrías y rutinas.
 

* * *


Ya desde el mismo inicio, León de Aranoa dibuja la tonalidad (Sol menor, quizá) de la historia que se dispone a contar. Bajo los títulos de crédito pasan imágenes de las distintas protestas y movilizaciones de los trabajadores de los astilleros en defensa de sus puestos de trabajo. Sus enfretamientos con la policía. La desesperación de unos y la condición de rottweiler de los otros. 

El paro: ese drama que ha arrinconado a la mayoría de los personajes de este film. Que los iguala en fracasos, pero que los deja a merced, a la deriva casi, del carácter de cada uno. Estos protagonistas son a saber: 

Santa (Javier Bardém), un combativo parado que no deja de arengar a sus compañeros de bar y de horas muertas, que se obstina en pelear como gato paza arriba (recordemos las 8.000 pesetas que le piden en juicio por haber roto una farola). Un pequeño vividor que no pierde ocasión de trapichear con Nata, la canguro, o ponerse morado en los supermercados y luego no pagar lo comido. Y que sueña con Australia: allí hay curro y se folla.

Jose (Luis Tosar), que recela de la fidelidad de su esposa y siempre está a la defensiva, pues no en vano se siente un estorbo en la relación, casi una sombra. 

Ana (Nieve de Medina), la mujer de Jose, trabaja en una conservera de atún. Odia el olor a pescado que transpira su cuerpo, y le duelen las piernas y la apatía de su marido. 

Lino (José Ángel Egido), cincuentón que no pierde la esperanza de hacerse con un trabajo remunerado con catorce pagas y despacho. Hará todo lo posible por negar su edad (recuérdese el tinte o el jersey de su hijo adolescente), incluso frente a los espejos. 

Reina (Enrique Villén), técnico de seguridad, es uno de los del grupo que ha conseguido reconvertirse. Desde esa cómoda posición, se permite el lujo de amonestar a sus antiguos compañeros. Quien quiere trabajar, consigue un trabajo, les insta. 

Amador (Celso Bullago), el más viejo de grupo, tiene un ánimo agriado. No deja de beber y de negar la entrada a su piso a los amigos, cada vez más hundido en su insondable pena (increíble en la escena de los siameses). 

Rico (Joaquín Climent), dueño del bar en que fondea el grupo a diario. Es otro de los supervivientes del cierre de los astilleros, pues gracias a la indemninzación obtenida consiguió montar hace años un negocio que le permite ir tirando. 

Nata (Aida Folch), la hija de Rico, canguro a tiempo parcial, es capaz de mercadear con su trabajo y dejar a Santa el cuidado del niño que ella debía vigilar. 

Serguei (Serge Raibouknie), antiguo astronauta, tuvo la mala suerte de que la caída de la U.R.S.S truncase su carrera espacial. Y ahora, lejos de las estrellas, sólo vuela cuando le cuenta a los amigos alguna de sus anécdotas espaciales (señalar la de si Dios Existe). 

Ángela (Laura Domínguez), una treintañera que "vende" queso suizo en el supermercado y que carga con un niño pequeño del que no se especifica qué enfermadad padece. 

Lázaro (Fernando Tejero), el guarda tartamudo y sin demasiado criterio que vigila la maquinaria olvidada en los astilleros, casi el guarda de un cementerio. 



Un colección de derrotas que convierten a la película en una lúcida reflexión en torno al paro y a las devastadoras consecuencias que tiene sobre quienes lo padecen. Un cadáver, el de los cuerpos de estos perdedores, que León de Aranoa cose con habilidad valiéndose de ese acertado tono irónico que imprime a muchas de sus escenas (recuérdese la parábola de la Cigarra y la Hormiga, por ejemplo). Sin este humor, el film se convertiría en un panfleto; se derrumbaía él, y caerían al mismo tiempo los espectadores. Como siameses. 

En definitiva, na pequeña joya del último cine español.

No hay comentarios:

Publicar un comentario