Blog personal de Alejandro Castroguer

En el blog de Alejandro Castroguer podrás estar al tanto de las noticias que generen las novelas "GLENN" (Premio Jaén de Novela 2015), "LA GUERRA DE LA DOBLE MUERTE", "EL ÚLTIMO REFUGIO" y "EL MANANTIAL", y las antologías "Vintage'62: Marilyn y otros monstruos" y "Vintage'63: J.F.K. y otros monstruos" entre otras. Además, es lugar de encuentro para amantes del cine, la literatura, la buena música y las aventuras del Rey Mono.

lunes, 3 de agosto de 2015

¿El timo de la estampita?

A ver, aviso de antemano: ésta es un entrada para melómanos confesos y beethovenianos irredentos, y de entre éstos, para aquellos quienes no conozcan la historia que voy a contarles. A los demás, les resultará abstrusa o intrascendente.

Desde hace mucho, mucho tiempo, la discográfica EMI ha comercializado la versión de la Novena de Beethoven que Wilhelm Furtwängler dirigiese con ocasión de la reapertura de Bayreuth. ¿De qué versión hablamos? Muy sencillo, de la del domingo 29 de Julio de 1951, las doce de la mañana, un día para la historia; es la interpretación clásica de Schwarzkopf, Höngen, Hopf y Edelman secundados por el Coro y Orquesta del Festival de Bayreuth. 

Ésta es una de las portadas de esta versión

Pues bien, durante décadas, EMI ha estado jugando al timo de la estampita. ¿A qué me refiero? A que sólo cuando el sello Orfeo ha publicado "su" edición de aquella velada ha sido cuando se ha descubierto el engaño. Y es que EMI ha comercializado durante años el ensayo general y no la susodicha interpretación en vivo del 29 de julio de 1951. Por lo visto Walter Legge, productor del disco, quedó defraudado con la calidad del sonido del concierto. Para remediar lo que a él se le antojaba irremediable, posibilitó uno de los mayores engaños de la discografía clásica: arreglar la grabación del ensayo general como si fuese el concierto; para ello se le añadieron al final los consabidos aplausos, disparate de dispatares. 

Es de suponer que una interpretación ejecutada en un ensayo general no presenta toda la fuerza y pasión, toda la entrega que se le presupone a un concierto en vivo, con el teatro lleno de público. Además, por si fuera poco, la grabación espúrea de EMI tiene un fallo mínimo (pero fallo) de la trompa hacia la mitad del Adagio (compruébenlo; en este vídeo el fallo se encuentra a los 39'52": https://www.youtube.com/watch?v=dHDXdbSWu0E).

Esta sí es la interpretación inaugural de Bayreuth

Así pues, la versión publicada por ORFEO es la que presenta el concierto inaugural del Festival de Bayreuth, tomada (esta vez sí) el del 29 de julio de 1951. La misma orquesta, los mismos solistas, el mismo director y casi la misma interpretación. Y digo casi la misma porque dicen (quienes la han escuchado) que hay más "carne" en ella, más fuego, mayor vibración, amén de que se siente el público (con alguna contada tos) atento al milagro beethoveniano de una lectura única.

Resumiendo, la versión de EMI es un timo, una estampita que durante años han vendido por verdadera. Y la de ORFEO, la que tuvo que ser y nunca fue, y que los buenos aficionados pueden disfrutar de una vez por todas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada