Blog personal de Alejandro Castroguer

En el blog de Alejandro Castroguer podrás estar al tanto de las noticias que generen las novelas "GLENN" (Premio Jaén de Novela 2015), "LA GUERRA DE LA DOBLE MUERTE", "EL ÚLTIMO REFUGIO" y "EL MANANTIAL", y las antologías "Vintage'62: Marilyn y otros monstruos" y "Vintage'63: J.F.K. y otros monstruos" entre otras. Además, es lugar de encuentro para amantes del cine, la literatura, la buena música y las aventuras del Rey Mono.

sábado, 16 de agosto de 2014

Viaje al Oeste: vigésima y última jornada

 

Vaya por delante que estas jornadas del Viaje al Oeste contienen spoliers.

CAPÍTULO XCVI
EL NOBLE KOU AGASAJA CON GUSTO A UN MONJE RESPETABLE.
EL MAESTRO TANG RECHAZA LAS ETIQUETAS

Llegan a la Prefectura de la Terraza de Bronce, de la Tierra de la Luz. Conocen al señor Hung Da Kuang que prometió, muchos años atrás, que daría de comer a diez mil monjes. Y es que se da la casualidad que sólo le faltan cuatro monjes que alimentar, justamente los recién llegados. Las celebraciones y los banquetes se alargan en exceso, tanto que los peregrinos empiezan a impacientarse. 
Una vez reanudado el viaje, alcanzan el Palacio temporal de la Luminosidad Perfecta, medio abandonado.


CAPÍTULO XCVII
EL BENEFACTOR DADIVOSO SE TOPA CON LA DESGRACIA. PARA
ESTABLECER EL ORDEN PERDIDO EL SABIO SE VE OBLIGADO A 
MANIFESTAR TODA LA FUERZA DEL ESPÍRITU

Mientras tanto, en la Prefectura de la Terraza de Bronce, un grupo de bandidos atacan la casa de Hung Da Kuang, le roban y le dan muerte. Su anciana esposa, que sospecha que todo es culpa de los viajeros, culpa a Tripitaka y sus compañeros. Es por ello que se organiza un ejército dispuesto a castigar a los malhechores. 
La banda de forajidos cae sobre los cuatro viajeros, pero Wu-Kung consigue inmovilizarlos. Recuperado el dinero de Hung Da Kuang, deciden que será mejor devolvérselo. En esas están cuando el ejército de la Prefectura les encuentra: inmediatamente son acusados de lo ocurrido a su último anfitrión. 
De regreso a la ciudad son encerrados en las mazmorras. Convertido en una libélula, el Rey Mono escapa y pone voz al cadáver de Hung Da Kuang para acusar a su esposa e hijos. No contento con eso, se decide a hablar con Ksitigarbha para devolverle la vida al muerto. 


CAPÍTULO XCVIII
SÓLO CUANDO HAYAN SIDO DOMADOS EL MONO Y EL CABALLO, 
PODRÁN ALCANZAR LA PERFECCIÓN UNA VEZ CONCLUIDAS TODAS
SUS PENALIDADES, CONSIGUEN ENTREVISTARSE CON EL AUTÉNTICO

El grupo puede proseguir el camino cuando queda aclarado todo el asunto. Poco después encuentran un grupo de edificaciones tan altas que superan los mil metros. El inmortal de la Cabeza de Oro les da la bienvenida y les informa que han de subir al Pico del Buitre, que es donde habita el Patriarca Budista.
Al poco de comenzar la ascensión, se encuentran con la Corriente de Más Allá de las Nubes, de unos dieciséis kilómetros de anchura. Después de desestimar el cruzar por encima de un tranco demasiado resbaladizo, llaman la atención de un barquero, que no es otro que el Buda Guía, o la Luz de Ratnadhvaja.
Aunque su bote carece de fondo, deciden valerse de su ayuda. En mitad de la travesía descubren un cadáver, que a decir de todos es el de Tripitaka. Poco después, en mitad de un paisaje de ensueño, divisan el Monasterio del Treuno, el final del camino. Una vez dentro, los peregrinos se presentan ante Tathagata. Éste le hace entrega de los rollos de los sutras como recompensa por el esfuerzo realizado.
Como quiera que están en blanco, el respetable Héroe Blanquecino será el encargado de cambiárselos por los correctos. De regreso al Monasterio del Trueno reciben cinco mil cuarenta y ocho rollos, en esta ocasión perfectamente escritos.


CAPÍTULO XCIX
NUEVE VECES NUEVE ES EL NUMERO PERFECTO PARA LOGRAR LA TOTAL
EXTINCIÓN DE MARA. EL TAO REVIERTE A SUS ORÍGENES,
UNA VEZ CONCLUIDOS LOS TRABAJOS DEL TRES DOBLE

La Bodhisattva Kwang-Ing es informada de todos las pruebas superadas por los peregrinos durante el viaje. Tras el recuento de las mismas, ella se percata de que han superado un total de ochenta pruebas y que, por tanto, falta sólo una para conseguir nueves veces nueve pruebas. Es por ello que necesita que los viajeros pasen una más.
De regreso al Este, el viento que llevaba a Tripitaka y a sus compañeros los deja acer a la altura del Río-que-llega-hasta-el-cielo. Durante una posterior tormenta, los diablillos y monstruos de la zona tratan de arrebatar las escrituras sagradas. Esta es la última prueba, y ha sido superada con éxito.
Poco después visitan la aldea de Chen antes de proseguir viaje hacia el Este.


CAPÍTULO C
LA VUELTA A LAS TIERRAS DEL ESTE. 
LOS CINCO SABIOS ALCANZAN LA INMORTALIDAD

De regreso a la ciudad de Chang-An, desde la que comenzase el viaje al Oeste, Tripitaka se apresta a entregar las escrituras a Tai Chung. Éste decide que quedarán custodiadas en el Templo del Ganso Salvaje. Para extender sus enseñanzas, ordena que se hagan numerosas copias de las mismas que repartir por otras tierras. 
De vuelta al Oeste, al Monasterio del Trueno, Tathagatta nombra al monje Tang Buda del Mérito Candana. Al Rey Mono, Buda Victorioso en la Lucha. A Ba-Chie, Profeta de los Altares. A Bonzo Sha, Arhat del Cuerpo Dorado. Y al caballo que ha montado Tripitaka durante toda la aventura, Dragón perteneciente a las Ocho Clases de Seres Sobrenaturales. 
Todos los presentes terminan rezando.


- - - - - 


Aquí acaba este larguísimo viaje. Han sido justo seis meses de lectura. Si juntase todos los minutos invertidos en ella, el cáculo arroja más de tres días invertidos en llegar al Oeste. Toda una vida lectora. Un desafío del que el Habitante Incierto de esta Casa Deshabitada ha salido indemne. O tal vez no tanto. El tiempo lo dirá. En breve haré una reseña de la obra.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada