Blog personal de Alejandro Castroguer

En el blog de Alejandro Castroguer podrás estar al tanto de las noticias que generen las novelas "GLENN" (Premio Jaén de Novela 2015), "LA GUERRA DE LA DOBLE MUERTE", "EL ÚLTIMO REFUGIO" y "EL MANANTIAL", y las antologías "Vintage'62: Marilyn y otros monstruos" y "Vintage'63: J.F.K. y otros monstruos" entre otras. Además, es lugar de encuentro para amantes del cine, la literatura, la buena música y las aventuras del Rey Mono.

miércoles, 21 de mayo de 2014

Viaje al Oeste: décima jornada

 

Vaya por delante que estas jornadas del Viaje al Oeste contienen spoliers.


CAPÍTULO XLI
EL MONO DE LA MENTE ES DERROTADO POR EL FUEGO. LA MADERA
MADRE ES CAPTURADA POR LOS MONSTRUOS

En la Caverna de la Nube de Fuego, Wu-Kung le cuenta al monstruo llamado Santo Niño la historia de cómo se conocieron y además le habla de la Hermandad de Siete Sabios que crearon. Pero el monstruo desoye el parlamento y se enfrenta a él. Al verse superado, Santo Niño provoca fuego dentro de la caverna: ello obliga a huir al Rey Mono.
Wu-Kung viaja hasta el Palacio de Cristal de Agua en busca del Rey Dragón de los Cuatro Océanos. Necesita su ayuda para sofocar el fuego; en contra de lo previsto, el agua no es suficiente para ahogar las llamas. Aprovechándose de la más mínima debilidad mostrada por el Rey Mono, Santo Niño atrapa a Ba-Chie. Para festejar su triunfo, invita a comer al Anciano Rey, su padre.


CAPÍTULO XLII
EL GRAN SABIOSE PERSONA A TODA PRISA EN LOS MARES DEL SUR. 
LA COMPASIVA KWANG-ING ACCEDE A SOMETER AL MUCHACHO ROJO 

Al conocer sus planes, el Rey Mono se disfraza de Anciano Rey. Bajo esta apariencia trata de convencer a Santo Niño de que libere al monje. En vista del fracaso de su intento, solicita por enésima vez la ayuda de la Bodhisattva Kwang Ing. Como es de esperar, ella sí vence al monstruo, tras lo cual lo bautiza con el nombre de Muchacho de la Riqueza Celeste.


CAPÍTULO XLIII
EL MONJE ES CAPTURADO POR UN ESPÍRITU MALIGNO EN EL RÍO NEGRO.
EL PRÍNCIPE DRAGÓN DEL OCÉANO OCCIDENTAL CAPTURA A LA IGUANA

Una vez liberado Tripitaka, el grupo alcanza el Río Negro del Oeste. Se disponen a cruzarlo con la ayuda de una pequeña barca. Los primeros en intentarlo son Ba-Chie y el monje Tang, que a mitad de camino caen al agua. La culpa ha sido del vendaval desatado por el propio barquero que les conducía, a la sazón un monstruo: el Dragón Iguana. 
Bonzo Sha encuentra en el fondo del río la Garganta de Hang-Yang y allí al monstruo culpable de todo. Gracias a la intervención del Rey Dragón del Océano Occidental y el príncipe Mo-Ang, liberan a los dos compañeros presos.


CAPÍTULO XLIV
EL DHARMA HACE FRENTE A UNA FUERZA TERRIBLE. 
LOS DEMONIOS Y DIABLILLOS CRUZAN UN PASO DE MONTAÑA  

Los viajeros llegan al Reino de la Carreta Lenta, donde por cierto no son bien recibidos los budistas. La ciudad, dominada por los taoistas, utiliza a los seguidores de Buda como esclavos; éstos sueñan en silencio con la anunciada llagada del monje Tang. 
Una vez dentro de la capital, el grupo se dirige al templo budista, pese a la animadversión mostrada por la población. Una vez instaladosen él, Wu-Kung, Ba-Chie y Bonzo Sha se dirigen al templo taoísta. En su interior, deciden divertirse escondiendo estatuas y comiéndose todas las ofrendas que encuentran a su paso.


CAPÍTULO XLV
EL GRAN SABIO DEJA CONSTANCIA DE SU NOMBRE EN EL TEMPLO
DE LOS TRES PUROS. EL REY DE LOS MONOS REVELA TODO SU PODER
EN EL REINO DE LA CARRETA LENTA

Los taoístas presentes toman a los tres por Inmortales. Es por ello que les solicitan un favor: que les den un poco de agua sagrada con que prolongar la vida. A escondidas, los tres peregrinos llenan los recipientes que se les ofrecen con orina. Desvelada la superchería, éstos huyen. 
En audiencia, el rey recibe a los viajeros. Dejará que los recién llegados se alojen en su ciudad si consiguen que llueva; dada la sequía que padece el reino, se considerará un acto de buena voluntad.
Con ayuda del cielo, el rey Mono consigue que parezca que Tripitaka ha obrado el milagro de la lluvia.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario