Blog personal de Alejandro Castroguer

En el blog de Alejandro Castroguer podrás estar al tanto de las noticias que generen las novelas "GLENN" (Premio Jaén de Novela 2015), "LA GUERRA DE LA DOBLE MUERTE", "EL ÚLTIMO REFUGIO" y "EL MANANTIAL", y las antologías "Vintage'62: Marilyn y otros monstruos" y "Vintage'63: J.F.K. y otros monstruos" entre otras. Además, es lugar de encuentro para amantes del cine, la literatura, la buena música y las aventuras del Rey Mono.

martes, 22 de abril de 2014

Viaje al Oeste: séptima jornada

 

Vaya por delante que estas jornadas del Viaje al Oeste contienen spoliers.


CAPÍTULO XXVI
SUN WU-KUNG BUSCA CURACIÓN EN LAS TRES ISLAS.
KWANG-ING HACE REVIVIR EL ÁRBOL CON 
UN POCO DE ROCÍO DULCE

El Rey Mono, a cambio de la libertad de sus compañeros, irá  hasta el Gran Océano Oriental en busca de un remedio con que reparar el daño causado. En la región de Peng-Lai encuentra a tres ancianos (tres Estrellas en realidad) jugando al ajedrez, pero no conocen el remedio. A cambio se ofrecen a consolar a Tripitaka mientras él prosigue la búsqueda. 
El Supremo Señor del Este, de la Montaña Fang-Chang, tampoco puede ayudarle. Ni los Nueve Ancianos de la Isla de Ying. Será en la Montaña Potalaka donde halle lo que busca: y es que la Bodhisattva, una vez más, será quien acuda en su ayuda. Ella sí conoce el remedio para revivir el árbol del ginseng. Bastará con un poco de rocío de su florero sagrado. 


CAPÍTULO XXVII
TRES VECES SE BURLA EL DEMONIO CADÁVER DE TRIPITAKA.
EL MONJE SANTO EXPULSA DE SU LADO AL HERMOSO
REY DE LOS MONOS

Reanudado el viaje, llegan a la Montaña del Tigre Blanco. Mientras el Rey Mono busca comida para su amo, un espíritu femenino (bajo la forma de una mujer) se acerca a los tres viajeros. De regreso, Wu-Kung reconoce la superchería. De un golpe de su vara ahuyenta al espíritu. Éste se refugia en el cuerpo de una anciana, pero aquél vuelve a vencerla. El espíritu lo intenta por tercea vez, ahora bajo la apariencia de un anciano. Pero acaba de la misma manera, bajo la amenaza de la vara.
Tripitaka, enfadado con la actitud viokenta de Wu-Kung, le ordena que se aleje de su lado, que no quiere verle más.


CAPÍTULO XXVIII
UN GRUPO DE DIABLILLOS CELEBRA REUNIÓN EN LA
MONTAÑA DE LAS FLORES Y LOS FRUTOS. TRIPITAKA SE TOPA 
CON  LOS DEMONIOS EN EL BOSQUE DEL PINO NEGRO

El Rey Mono regresa a la Montaña de las Flores y los Frutos, que halla destruída y a merced de los cazadores. Después de acabar con éstos, Wu-Kung reforesta el lugar.
Mientras tanto, Tripitaka y sus dos compañeros siguen camino al Oeste. Al llegar al bosque de pino negro, Ba-Chie die que irá en busca de comida. Luego será Bonzo Sha quien vaya tras aquél. Una vez solo, el Monje se pierde. En la espesura del bosque se topa con una pagoda. Dentro, en contra de lo previsto, habita el Monstruo de la Túnica Amarilla.
Ba-Chie y Bonzo Sha, de regreso al lugar donde dejaron al maestro, se dan cuenta del error cometido. Ellos también encuentran la pagoda y allí dentro, la respuesta a lo ocurrido a Tripitaka. Está preso del monstruo. 


CAPÍTULO XXIX
LIBRE DEL PELIGRO QUE LE ACECHABA, EL-QUE-FLOTA-EN-EL-RÍO
LLEGA AL REINO. UNA VEZ OBTENIDO PERMISO, 
BA-CHIE INVADE EL BOSQUE

En la cueva donde es retenido, Tripitaka habla con la Vergüenza de las Cien Flores, una mujer del Reino del Elefante Sagrado, que fue raptada por el mosntruo. Ella intercede ante quien es su marido y consigue su liberación. A cambio, el monje deberá entregar una carta a los padres de ella, que viven en el Reino del Elefante Sagrado. Como es lógico, accede.
Al conocer la historia de su hija, el Rey (que es el padre de la muchacha) ruega a los viajereos que la liberen. A tal fin, Ba-Chie y Bonzo Sha corren a enfrentarse al mosntruo. La batalla es dura. Al menor signo de debilidad del cerdo, el monstruo atrapa a Bonzo. 


CAPÍTULO XXX
EL DEMONIO ATACA AL AUTÉNTICO DHARMA. EL CABALLO DE
LA VOLUNTAD LLAMA EN SU AYUDA AL MONO DE LA INTELIGENCIA

Merced a sus poderes, el monstruo transforma en presencia del Rey a Tripitaka en tigre. A raíz de esta transformación puede contarle al Rey que el monje, en realidad, escondía dentro a esa fiera, y que fue ésta quien raptó a su hija, y no él. Al Rey no le queda más remedio que apresar al tigre.
El caballo que montaba Tripitaka, al ver triste destino de quien es su amo, se tranforma en dragón para enfretarse al monstruo. Aunque cae derrotado, puede huir. 
Al tropezarse con Ba-Chie le ruega que corra en busca del Rey Mono. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada