Blog personal de Alejandro Castroguer

En el blog de Alejandro Castroguer podrás estar al tanto de las noticias que generen las novelas "GLENN" (Premio Jaén de Novela 2015), "LA GUERRA DE LA DOBLE MUERTE", "EL ÚLTIMO REFUGIO" y "EL MANANTIAL", y las antologías "Vintage'62: Marilyn y otros monstruos" y "Vintage'63: J.F.K. y otros monstruos" entre otras. Además, es lugar de encuentro para amantes del cine, la literatura, la buena música y las aventuras del Rey Mono.

lunes, 28 de abril de 2014

La última de Miyazaki. Recomendación del mes de abril



Título: El viento se levanta
Título original: Kaze tachinu 
Director: Hayao Miyazaki
Año: 2013
Duración: 125 min.
Guión: Hayao Miyazaki (Cómic: Hayao Miyazaki. Novela: Tatsuo Hori)
Música: Joe Hisaishi

Productora: Studio Ghibli
Sinopsis (extraída de Filmaffinity): Jiro, que sueña con volar y diseñar hermosos aviones, se inspira en el famoso diseñador aeronáutico italiano Caproni. Corto de vista desde niño y por ello incapaz de volar, se une a la división aeronáutica de una compañía de ingeniería en 1927. Su genio pronto es reconocido y se convierte en uno de los más prestigiosos diseñadores aeronáuticos. Film biográfico que recrea hechos históricos que marcaron su vida, como el terremoto de Kanto de 1923, la Gran Depresión, la epidemia de tuberculosis y la entrada de Japón en la Segunda Guerra Mundial. 
 
Esta película es la Recomendación del Mes de Abril de esta Casa Deshabitada. Pensada para desvelar sólo lo justo, esta reseña NO contiene spoliers (vaya por delante).
 
 
El pasado viernes 25 se estrenó la que dicen será última película de Hayao Miyazaki; no en vano, el propio director así lo ha manifestado. Aunque bien podría ser otro truco más, una pirueta de la mercadotecnia cinematográfica. Porque lo mismo se comentaba allá por el 2008 cuando llegó a los cines "Ponyo en el acantilado". En aquella ocasión afirmaban que el artista había regresado a un universo infantil similar a su famosa "Mi vecino Totoro" para despedirse, pero no fue así. Ahora se dice que Miyazaki se jubila con este regreso al tiempo sinónimo de su infancia y adolescencia. Sea como fuere, estamos ante otra obra más del japonés cuidada hasta el más mínimo detalle, plena de todo el sabor de su cine.
 
  
Desde el inicio, con ese sueño de Jiro en que habla por primera vez al señor Caproni, hasta el final, la ambientación es perfecta, mimada hasta el extremo de lo enfermizo (por ej. recuerdo el detalle de un fanal de luz en una esquina del plano asediado por un ejército de insectos voladores). Poesía destilada en colores vivos, verdes imposibles, rojos sangrantes, azules inmensos. Sensibilidad atrapada entre el vuelo de aviones y el traqueteo del tren. Delicadeza en el dibujo de los personajes, sobre todo en el de Jiro Horikoshi, el protagonista (personaje real e histórico), que persigue durante años el sueño de construir el avión perfecto. 
 
  
Historia de amor entre Jiro y ese avión anhelado. Historia de amor entre un chico de talento y una delicada muchacha. Más real que mil películas de carne y hueso infectadas de jóvenes músculosos y chicas depiladas, "El viento se levanta" alberga personajes que se comportan como lo que son, personas. Es más, Miyazaki usa la enfermedad como espejo en que templar el carácter de estos personajes animados (como ya hiciera con, por ejemplo, "Mi vecino Totoro"). Por si no fuera poco valor lo ya sugerido, la obra cuenta con citas a tres clásicos de la literatura y de la música. Por una parte, el poema de Paul Valery que da título al film (¡El viento se levanta!... ¡hay que intentar vivir!) y la innegable a "La montaña mágica" de Thomas Mann.  Y de otra, "Viaje de Invierno" de Schubert.


Ciento veinticinco minutos de puro placer. De emoción pequeña, la mayoría de las veces; intensa en los momentos claves. Firmando esta maravilla, Hayao Miyazaki desmiente al señor Caproni, cuando éste le dice a Jiro que los creativos sólo tienen diez años de máxima pujanza. Porque él, Miyazaki, ha logrado un nuevo milagro: despedirse (o no) con una gran película tras más de 30 años de carrera. 
 
Indispensable para amantes del cine de Miyazaki, claro, pero también para todos aquellos que quieran ver una historia bien desarollada. Un clásico del futuro. 
 

2 comentarios:

  1. Tengo muchas ganas de verla aunque, lamentablemente, en Zaragoza, una ciudad de más de 700.000 habitantes, sólo la proyectan en una sala. Algo falla en el mundo del cine.

    ResponderEliminar