Blog personal de Alejandro Castroguer

En el blog de Alejandro Castroguer podrás estar al tanto de las noticias que generen las novelas "GLENN" (Premio Jaén de Novela 2015), "LA GUERRA DE LA DOBLE MUERTE", "EL ÚLTIMO REFUGIO" y "EL MANANTIAL", y las antologías "Vintage'62: Marilyn y otros monstruos" y "Vintage'63: J.F.K. y otros monstruos" entre otras. Además, es lugar de encuentro para amantes del cine, la literatura, la buena música y las aventuras del Rey Mono.

sábado, 4 de enero de 2014

Pueblo, de Manuel Mota


Título: Pueblo
Autor: Manuel Mota
Año: 2005
Páginas: 64
Editorial: Zanzíbar Ediciones

Como texto de contraportada cuenta con una cita de Francis Herries, de Hugh Walpole. Dice así: Esto es el mundo, Sir. Aquí, entre estas colinas, en este pequeño trozo de tierra lo hallaréis por completo. (...) Está contenido en cada uno de los pueblecitos por los que he pasado hasta la fecha... Toda la ira, la vanidad, la avaricia y la lujuria, sí, y también toda la caridad, la bondad y la dulzura del alma. (...) Dios y el diablo se pasean por estos campos.




Haciendo buena la cita de la contraportada, esta obra de Manuel Mota escarba todos estos dilemas. ¿El pueblo o la ciudad, en este caso concreto, Vélez o Málaga? ¿La realidad propia del pueblo o la fantasía heroica y liberadora de los tebeos que lee a escondidas alguno de los protagonistas? ¿El amor o el odio? En cinco historias, Gorriones, Ni Romeo ni Julieta, Nélida, Un hombre viejo, solo y Amigo, el autor habla con elegancia y sin subrayados innecesarios de los temas arriba expuestos.

Gorriones es la historia de un joven adolescente y las clases de Don Jesús, y cómo la tragedia repentina puede trastocar la percepción que uno tiene del mundo. En Ni Romeo ni Julieta se habla de la sed de venganza que durante años ha imperado en los pueblos, al menos antaño, cuando un delito de honra se dilucidaba a puñetazos o a tiros. Nélida bascula entre la realidad que constriñe al joven protagonista y la liberación que obtiene a través de las lecturas de tebeos. Un hombre viejo, solo es la historia del anciano que, emigrado a la ciudad (se advierten estampas de calle Larios o de la Catedral), añora la vida del campo, esa necesidad por volver a sus raíces. Y Amigo, la más breves de estas cinco estampas, habla de la preocupación, infantil si se quiere, de un adolescente por perder la relación con un amigo si se va del pueblo.

Imagino que hoy, en 2014, es imposible de conseguir este cómic. Pero merece la pena que lo intentéis: porque tiene el buen sabor de lo dicho a media voz, el peso muy cierto de la verdad. Una pequeña joya que se cuela de puntillas en esta Casa Deshabitada.

1 comentario:

  1. Gracias Alejandro por tu reseña y por habértelo leído. Y por haber conectado con el espíritu de esta obrita en cada una de sus historias. Solo apuntar que aún quedan ejemplares disponibles en nuestra librería amiga En Portada. Un saludo

    ResponderEliminar