Blog personal de Alejandro Castroguer

En el blog de Alejandro Castroguer podrás estar al tanto de las noticias que generen las novelas "GLENN" (Premio Jaén de Novela 2015), "LA GUERRA DE LA DOBLE MUERTE", "EL ÚLTIMO REFUGIO" y "EL MANANTIAL", y las antologías "Vintage'62: Marilyn y otros monstruos" y "Vintage'63: J.F.K. y otros monstruos" entre otras. Además, es lugar de encuentro para amantes del cine, la literatura, la buena música y las aventuras del Rey Mono.

sábado, 29 de junio de 2013

Feliz 79 cumpleaños, maestro Gabriel

Hoy, día 29 de junio, se cumplen 79 años del nacimiento de Gabriel Bermúdez Castillo, uno de los padres de la Ciencia Ficción española por calidad y variedad en su obra narrativa. FELICIDADES, maestro.


Extraído de la Wikipedia: Gabriel Bermúdez Castillo, escritor español de ciencia-ficción, nació en Valencia en 1934 pero siendo un niño su famlia se trasladó a Zaragoza, donde se formó intelectual y artísticamente. En razón de su profesión ha residido en diversos puntos de la geografía hispana. Notario en Almería, reside actualmente en Cartagena. La compilación "El mundo Hókun", de 1971, es su primera incursión en la Ciencia Ficción. El autor vertió en cinco relatos, dos de los cuales eran novelas cortas (el que daba título a la antología y "Amor en una isla verde", ganador de un premio en la Convención Europea celebrada aquel año en Trieste), las claves de toda su producción posterior. "1944" es un precedente de "El señor de la rueda" como "El pulpo" lo es de "La piel del infinito". Algunos de sus relatos son considerados clásicos de la CF hispana, así los cuentos "La última lección sobre Cisneros" (1978), donde la censura toma carta de naturaleza en el marco de una España sumergida irreparablemente en el ocaso final de los recursos planetarios; y sobre todo "Cuestión de oportunidades" (1982), una crítica a nuestras más bajas pasiones y las novelas "Viaje a un planeta Wu-Wei" (1976), el destierro de Sergio Amstrong de la "civilización" al "mundo salvaje", en realidad un viaje iniciático, y "El señor de la rueda" (1986) en dónde se nos muestra una sociedad pseudomedieval, escrita con un sentido del humor que la hacen memorable, han merecido toda suerte de elogios.

No contento con su trayectoria, en los últimos años ha subido el ritmo de su producción literaria para regalarlos Espíritus de Marte y la que es su última novela publicada, Los herederos de Julio Verne, ambas con la editorial La biblioteca del Laberinto (así como la reedición de El Mundo Hókun). Poco le importa al maestro que roce los ochenta abriles. Sobre todo porque, y lo anunciamos desde esta Casa Deshabitada, esta novela compuesta en torno a Julio Verne NO es la última que nos dejará el autor de El señor de la Rueda (no puedo especificar nada más, secreto de sumario). 


Os dejo aquí la ficha de la última novela del maestro, recientemente editada por La Biblioteca del Laberinto.




Título: Los herederos de Julio Verne
Autor: Gabriel Bermúdez Castillo
Año: 2013
Páginas: 520
Editorial: La bilbioteca del Laberinto (Colección Delirio)

Texto de la contraportada: Dice el autor: «Un día, a mediados de abril del año 2012, apareció en mi mente el título de la misma. ¡Los herederos de Jules Verne!
Ahí estaba, como colgado en el espacio, solo por completo, sin una sola palabra, idea o imagen que lo completase. Recuerdo que pensé que era un título bonito, sugerente, y desde luego, que me gustaría ponerle una novela detrás. Ya no pude pensar más que en ello a partir de ese momento. Afortunadamente, comenzaron a unirse ideas a ese hermoso pero solitario título. La primera fue que Jules Verne había dejado en poder de un notario de Amiens una serie de documentos que, con ciertas condiciones, debían entregarse a determinadas personas, a las que calificaba como «sus herederos», aun no siendo de su propia sangre.
En esos documentos, trataba de proyectar en el futuro su solitaria existencia, esperando que esas personas le comprendieran mejor que lo habían hecho muchos de los amigos o familiares que le rodearon en vida. Se unió a ello un gran interrogante que siempre se me había plantado: ¿de donde sacaba tiempo Jules Verne para las múltiples actividades que realizaba, y para el enormemente complejo sistema de escribir y corregir pruebas que utilizaba?
Y también, ¿cómo era posible que se documentase tan profundamente sobre lugares y sucesos? Incluso hoy, con internet a nuestra disposición, a veces es difícil documentarse sobre determinados temas».
Con estas ideas en mente, Gabriel Bermúdez Castillo nos ofrece una novela que es, en sus propias palabras, el relato de una búsqueda tanto material como espiritual. Sus personajes, a semejanza de otros tantos de su amado Verne, deambulan por el espacio y por el tiempo en busca de maravillas sin cuento, recreando con cada nueva aventura de su interminable periplo alguno de los mundos vernianos. Una novela de aventuras de la gran escuela, pero también una moderna novela sobre los viajes por el tiempo en la que no falta nada de las muchas cosas que pueden encantar y atraer a los lectores. 



En septiembre, tras las vacaiones estivales, subiré una reseña de la última novela de Gabriel Bermúdez Castillo. Palabra de honor, palabra de este habitante incierto de la Casa Deshabitada.

viernes, 28 de junio de 2013

Mis 3 westerns favoritos

Con independencia de un buen puñado de westerns memorables, sin olvidarme de El hombre que mató a Liberty Valance, Hasta que llegó su hora, El último atardecer, El último tren a Gun Hill, El árbol del ahorcado, El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford, Horizontes de grandeza, Río Rojo y tantos otros, quiero subrayar mis tres favoritos. Una aclaración: son los míos, puede que no los tuyos.  Vamos allá:



CENTAUROS DEL DESIERTO (1956), de John Ford: 
Pocas veces se ha visto que el paisaje, concretamente el Monument Valley, se convierta en otro personaje más de la trama. Se siente el calor, la arena que arde bajo los cascos de los caballos, los farallones de piedra que se fríen bajo el sol. Pero al mismo tiempo, disfrutamos de la nieve que mancha las botas de los protagonistas o entorpece el paso de la caballería. Todo en este film es puramente físico, desde el sudor de los caballos hasta el filo acerado de la mirada de Ethan Edwards (John Wayne). 
Inspirada en la novela de Alan Le May The Searchers, John Ford lleva hasta el límite la obsesión de Edwards por buscar a su sobrina, a pesar del tiempo y de la amenaza de los indios. Una maravillosa obra de arte, una de mis películas favoritas de todos los tiempos. 

 x x x 



EL BUENO, EL FEO Y EL MALO (1966), de Sergio Leone:
Desde la genial presentación de los tres personajes, esas secuencias en que se retratan al Feo, al Malo y al Bueno (se repite esta fórmula al final), hasta el famoso duelo a tres que tiene lugar en el cementerio de Sad Hill; desde los maravillosos títulos de crédito hasta la irrepetible música que trufa toda la obra, todo en esta película de Leone es soberbio: las actuaciones, los primeros planos, las bromas contínuas... A pesar de su duración, se pasa en un suspiro gracias a un guión milimetrado en que la acción, la pausa y los chistes están calculados al segundo. 
En determinados momentos, el director hace cine mudo, dejando que las miradas y los gestos de los actores hablen más que sus propias bocas o sus pistolas. Toda una lección de Cine en Mayúsculas.

x x x 



SIN PERDÓN (1992), de Clint Eastwood: 
Con una música intimista (todo lo contrario que la de Morricone para el film de Leone), el tono de este film es claramente oscuro, casi apocalíptico, sobre todo en su famosa escena final. Pero más allá de esa amenaza que se cierne sobre los que abusaron y consistieron el abuso de las prostitutas, lo que realmente le importa a Eastwood es componer el personaje de William Munny, un labrador que deja a sus hijos por dinero en pos de recuperar parte de ese pasado que ha enterrado bajo las heces de los puercos a los que cuida. Todo está sugerido en ese "anciano" que parece digno de lástima y que, sin embargo, oculta un pozo demasiado profundo.
A Eastwood, como director y actor, le basta con apretar la mandíbula y la cámara, afilar la mirada y el objetivo, para que ese pasado se claree antes de que la pólvora dicte sentencia. Sencillamente genial.

sábado, 22 de junio de 2013

El libro más inmoral de la literatura

No, perdón, este no es libro del que pretendo hablaros


Obviamente, este subproducto literario no es el objeto de la entrada: para nada voy a hablaros de erotismo pobre y escrito para ser consumido por gente de aburridas existencias y reptiles sueños. Sólo es un guiño, una broma de este habitante incierto, un intento por arrancaros una sonrisa antes de prepararos para el alto voltaje inmoral de la novela de Guillaume Apollinaire.

Este es el libro más inmoral. Porque este no incitará a la masturbación como el de arriba

Título: Las once mil vergas
Título original: Les Onze Mille Verges ou les Amours d'un hospodar
Autor: Guillaume Apollinaire
Año: 1903
Páginas: 156
Editorial: Valdemar


Texto de contraportada: «Más fuerte que el Marqués de Sade», así calificó un crítico célebre Las once mil vergas, libro que Apollinaire publicó con sus iniciales entre 1906 y 1907, con destino a un círculo muy restringido y del que pronto todos los salones mundanos y literarios de París hablaron en voz baja. Las once mil vergas es una obra abundante en escenas conmovedoras que mezclan de forma armoniosa la pederastia, el safismo, la necrofilia, el bestialismo... con los registros literarios del gran autor de los Poemas a Lou. 


Guillaume Apollinaire


Mucho más duro que el más terrible de los libros de terror (no desmerece en salvajismo a Vacas de M.Stokoe), más inmoral que el Marques de Sade, a años luz de los cuentos de Ch.Bukowski o de las novelas de H.Miller, a los que deja a la altura de una película de princesas Disney, esta obra de Apollinaire sobrepasa todos los límites. A veces te ríes a carcajadas con su lectura, otras te horripila. Hay homosexualidad, bisexualidad, perversiones de todos los colores (léase el momento del juego con las heces), palizas, asesinatos, fustigamientos como potenciadores del placer sexual, algún encuentro carnal con un perro... Pero hay tres instantes en que la novela traspasa todas las fronteras imaginables y las que ni siquiera podemos imaginar. Menos mal que son solo tres, y sin embargo en esas ocasiones la utilización del sexo, a veces graciosa, a veces violenta, se hace deleznable, tanto que duele como cuchillada en el riñón. Al llegar a esas escenas (y menos mal que el autor no se recrea en ellas) hace que te plantees no seguir leyendo más (me abstendré de dar detalle alguno: baste decir que es algo de lo que huí en mi El Manantial).

Si crees que eres capaz de soportarlo todo, este es tu desafío. Si eres impresionable, mejor que pases de largo. Este no es un librito erótico para solaz de mujeres entraditas en años y a vueltas de todo, este no es un libro para masturbarse mientras se lee. Ya estáis avisados, comsumidores/as de Cincuenta sombras de Grey: Apollinaire escupirá toda la rabia contra tu alma podrida de buena persona. Es más, este es un libro que, escrito ahora y por un español, no sería editado nunca por ninguna de las editoriales patrias. ¿Por qué? Porque se pasa por el forro de los cojones el pensamiento políticamente correcto.



Os dejo varios fragmentos a modo de delicatessen. Eso sí, he preferido evitar los instantes más espinosos de los que hablaba arriba.

Casi al principio del Capítulo 3º, se puede leer esto: El crimen era espantoso. El lavaplatos de un restaurante había hecho asar el culo de un joven pinche, luego, aún caliente y sangrante, lo había enculado y comido los trozos asados que se desprendían del trasero del efebo.  

A mediados del Capítulo 5º: Entretanto, Cornaboeux había dado vuelta el cadáver de Mariette cuya cara amoratada era horrorosa. Le separó los muslos e hizo entrar dificultosamente su enorme miembro en la abertura sodómica. Entonces dio rienda suelta a su ferocidad natural. Sus manos arrancaron mechón a mechón los rubios cabellos de la muerta. Sus dientes desgarraron la espalda de una blancura polar y la sangre roja que brotó, tenía el aspecto de estar expuesta sobre nieve.
Un instante antes del goce, introdujo su mano en la vulva aún tibia y haciendo entrar completamente su brazo en ella, empezó a tirar de las tripas de la desgraciada doncella. En el momento del goce, ya había sacado dos metros de entrañas y se había rodeado la cintura con ellos como quien se coloca un salvavidas.


Al final del Capítulo 6º: –Soldados, saludad a los que mueren –gritó Mony, y dirigiéndose a Kilyemu–: “He satisfecho tus deseos... ¡En este momento los cerezos florecen en el Japón, los amantes se pierden entre la nieve rosa de los pétalos que se deshojan!”.
Luego, apuntando su revólver, le voló la cabeza y los sesos de la pequeña cortesana saltaron al rostro del oficial, como si ella hubiera querido escupir a su verdugo.



Quien se atreva con él, que se prepare a descender al horror humano sin límites. Pero puede que después de la lectura, ya no seas el mismo. 

domingo, 16 de junio de 2013

Dr Pepper y "El último refugio"

¿Por qué he decidido hacer una entrada que aúne una bebida resfrescante como Dr Pepper y El último refugio (La Guerra de la Doble Muerte II)?

La respuesta es muy sencilla: para reforzar el carácter americano (yanqui para ser más concreto) de cierto personaje, le he hecho adicto a esta marca de refresco, la Dr Pepper. Con ello hago suya, de ese yanqui, una de mis pasiones. Por cierto, añadir que este misterioso personaje será reconocido por muchos de los lectores.

La 1ª GDM y Dr Pepper

Extraído de la Wikipedia:
Dr Pepper es una popular bebida carbonatada comercializada por Dr Pepper Snapple Group Inc., una unidad de Cadbury-Schweppes. Fue creada por Charles Alderton, un farmacéutico que trabajaba en una tienda llamada Morrison. Fue comercializada por primera vez en 1885 e introducida en los Estados Unidos en la Exposición Universal de St Louis (1904). Es una bebida gaseosa carbonatada de coloración caramelo. La bebida se llama así por el nombre de un antiguo empleado del droguero Saul, que la formuló. A diferencia de Coca-Cola y Pepsi-Cola, Dr Pepper no es una bebida sabor "cola". Supuestamente, su sabor deriva de una mezcla popular de sabores de fuentes de soda, cuando la bebida fue ideada por primera vez.

Sólo tenéis que bucear en la red para descubrir la cantidad de veces que ha aparecido la Dr Pepper en distintos films: desde Forrest Gump hasta Spiderman, por ejemplo. Es un clásico americano.

Dos influencias en la obra: Maldoror y Dr Pepper
Como es difícilmente trasladable el sabor de una Dr Pepper al papel, os invito a tomaros una mientras leéis la novela. Os ayudará a comprender la pasión que siente el citado personaje por este tipo de refresco. No en vano, parte de la obra ha sido escrita con la ayuda de una lata junto al ordenador.

Una imagen promocional

sábado, 15 de junio de 2013

Recomendación del mes de Junio

En esta ocasión la recomendación tiene dos nombres, que forman un binomio indiscutible en la historia de la interpretación musical del siglo XX: El Caballero de la Rosa y Carlos Kleiber.

Que yo tenga constancia, Carlos Kleiber tiene hasta 4 grabaciones de la más célebre de las óperas de Richard Strauss. A saber: 

 
>la primera de 1974 con Claire Watson, Karl Ridderbusch, Brigitte Fassbaender, Benno Kusche y Hilde de Groote en la Ópera de Munich

>la segunda de 1979, grabada en estudio, con Gwyneth Jones, Manfred Jungwirth, Brigitte Fassbaender, Benno Kusche y Lucia Popp también en la Ópera muniquesa

>la tercera, año 1979, se filmó, y es idéntica a la precedente

>la cuarta y última se filmó en 1994 con Felicity Lott, Kurt Moll, Anne Sofie von Otter, Gottfried Hornick y Barbara Bonney en la Ópera de Viena. 




Os dejo con esta última versión, la de 1994, con Carlos Kleiber dirigiendo en la Ópera de Viena:




miércoles, 12 de junio de 2013

Contrato de "El último refugio"

Después de una mínima rectificación, ya listo el contrato de publicación de El último refugio (La Guerra de la Doble Muerte II). Firmado y enviado. Cómo no, la novela será editada por ALMUZARA. Es mi deseo mantener el estilo de la portada y que la extensión de esta 2ª entrega sea muy similar a La Guerra de la Doble Muerte. Porque, en definitiva, ambas novelas conforman una sola obra, aunque sus lecturas puedan ser independientes.

Por otra parte deciros que la novela (2ª y última de la saga de Judith) está escrita en su 95%, que tiene un poco de todo y que espero que guste en la misma medida de la primera.


Ya queda menos. Únicamente hay que esperar que pase el calor estival y que asome el otoño. Los cálculos editoriales hablan de octubre o noviembre. 

lunes, 10 de junio de 2013

Fotografías con Carlos Sisí y Antonio Calzado

Os dejo dos fotografías de los dos últimos encuentros que he tenido con colegas escritores: una con Carlos Sisí (autor de Panteón, Premio Minotauro 2013) y Antonio Calzado (autor de Noviembre, Premio Maracena 2011). Dos buenos amigos, malagueño el primero, y cordobés el segundo.

Con Carlos Sisí en Fuengirola
La charla que mantuve con Carlos, en Fuengirola, fue de lo más agradable y provechosa. Es un tipo con quien da gusto hablar y un escritor (contador de historias, como le gusta decir) que tiene muy claras las cosas. Departimos de lo divino y de lo humano, de nuestras vidas, de próximos proyectos literarios. Me recomendó la lectura de La prueba del cielo, del doctor Eben Alexander. Apuntado queda. Fue un almuerzo de lo más interesante. A repetir, ¿no Carlos? Un buen amigo.



Con Antonio Calzado en Córdoba
Qué decir de Antonio. Que es un tipo con quien una charla deriva hacia lo imprevisible; con él lo mismo se aborda un tema muy serio, como uno de lo más chabacano. Me recomendó la lectura de Universo de locos, de Fredric Brown. Igual que con Carlos Sisí, hablé con él de futuros proyectos literarios. Feliz de sumar charlas con mi amigo Antonio, un hermano. ¿Para cuándo otra?

Orgulloso de poder decir que soy amigo de Carlos Sisí y de Antonio Calzado.

viernes, 7 de junio de 2013

Antonio Castro-Guerrero gana el Premio Cáceres de Novela Corta

Aquí tenéis la RESEÑA en que el Habitante Incierto  habla de los prodigios de esta hermosa novela, merecedora de la atención de los lectores más exigentes:
http://guerradoblemuerte.blogspot.com.es/2014/11/recomendacion-del-mes-de-noviembre.html


Copiado de la página Europapress.es/Cultura)
 

El escritor malagueño ANTONIO CASTRO-GUERRERO ha resultado ganador de la trigésimo octava edición del Premio de Novela Corta de la Diputación de Cáceres, con su obra titulada EL ÚLTIMO VIAJE DE SOROLLA, un galardón que está dotado con 9.000 euros.


Sobre este cuadro de Sorolla bascula la novela

El nombre del premiado, junto al de los galardonados de otras categorías literarias, se enmarca dentro de los  'Certámenes Literarios 2013' convocados por la Diputación Provincial, se han desvelado en la noche de este jueves, en el transcurso de una gala que ha sido conducida y amenizada en esta ocasión por el grupo extremeño 'La Burla Teatro'. 

Este premio de Novela Corta, que ha sido dado a conocer por la presidenta del jurado y escritora española Angela Vallvey, es el más veterano de los certámenes, al que han concurrido un total de 104 obras procedentes de diversos puntos de España y de países como Chile, Colombia, Guatemala o México, entre otros.


Durante su intervención, Angela Vallvey ha destacado que la obra de ANTONIO CASTRO-GUERRERO ha sido elegida por "la construcción que realiza el autor" por tratarse de una novela "impresionista que se escribe como si se tratase de una pintura" con un "relato sencillo y agradable".


Desde la Casa Deshabitada queremos felicitar a Antonio por el premio obtenido, justo premio a su esfuerzo y constancia. ¡Enhorabuena!

En este enlace, el Habitante Incierto da noticia de la publicación de la novela: 
http://guerradoblemuerte.blogspot.com.es/2014/06/se-publica-el-premio-caceres-de-novela.html 

Ahora se puede conseguir la novela a través de la Librería Colón de Badajoz. Contactar en este enlace: 
https://www.facebook.com/libreriacolonextremadura 



sábado, 1 de junio de 2013

Avance de "El Último Refugio"

(Entrada extractada a los 5 días de su publicación.) 

Subo al blog el único fragmento de la novela que ALMUZARA publicará en otoño, EL ÚLTIMO REFUGIO: La Guerra de la Doble Muerte II. En cuestión de días, extractaré este fragmento; así que aprovechad y leedlo pronto. 

Para situaros, este fragmento aparece en la novela entre el capítulo 10 y el 11. Os dejo con él.





Sierra de la Demanda (Burgos)


[He viajado hasta el Valle del Tabladillo. La consigna usada por uno de mis colaboradores ha resultado de lo más reveladora, casi tanto como el estallido de una bomba: He encontrado a uno.

No ha sido demasiado difícil hallar a Rodrigo Pérez Miguel en un paraje tan solitario como este. Tal y como se me había advertido, el testigo ha aparecido montado sobre una bicicleta. Mucho más complicado ha sido que se decidiese a hablar conmigo. Parecía temeroso de lo que pudiera contarme, a pesar de que han transcurrido más tres años desde la finalización de la Guerra de la Doble Muerte. A cambio, he tenido que jurarle que no pienso quitar, poner, ni añadir nada a su narración.]



—Un cúmulo de casualidades quiso que fuese testigo del inicio de la infección. Afirmar que aquella muerte, justamente aquella y no otra, fue la que terminó desencadenando el desastre que asoló Burgos, sería un ejercicio demasiado temerario. No lo sé con certeza, pero lo que sí puedo asegurarle es que, en cuestión de horas, la ciudad se desangraba de norte a sur.

Recuerdo que era 11 de marzo, justo diez días antes de mi cumpleaños. No iba a salir a dar una vuelta, me sentía cansado. Pero al terminar el desayuno, me encontré mejor y decidí que podía pedalear un rato. Al llegar a la ribera del río, en el paseo del Espolón, muy cerca del Arco de Santa María, tuve un problema con mi Giant Composite 29er: por culpa del cambio de marchas, se salió la cadena del plato pequeño. Parada obligatoria. 

(Editada/extractada a los 5 días de su publicación.)



—Solo les movía el hambre. Nada más, gracias a Dios. Lo demás es cosa de novelas.



—Rodrigo, para acabar ¿ha oído hablar, durante la Guerra de la Doble Muerte, de los Ícaros?


(28 de mayo de 2013)