Blog personal de Alejandro Castroguer

En el blog de Alejandro Castroguer podrás estar al tanto de las noticias que generen las novelas "GLENN" (Premio Jaén de Novela 2015), "LA GUERRA DE LA DOBLE MUERTE", "EL ÚLTIMO REFUGIO" y "EL MANANTIAL", y las antologías "Vintage'62: Marilyn y otros monstruos" y "Vintage'63: J.F.K. y otros monstruos" entre otras. Además, es lugar de encuentro para amantes del cine, la literatura, la buena música y las aventuras del Rey Mono.

martes, 31 de diciembre de 2013

¿Amistades peligrosas o Enemistades inocuas?

En este post, el último del año 2013, pienso hablar de lo bueno (las amistades peligrosas) y lo rebueno (las enemistades inocuas); de esa gente que se merece toda mi admiración amistad y de los que, por contra, se han ganado el más absoluto de mis olvidos.

Empecemos con lo BUENO de 2013. No es fácil, por mucho que se pretenda banalizar este ejercicio, hablar de lo mucho y muy bueno que uno ha vivido en un año. Sobre todo porque, seguramente, alguien se quede sin ser nombrado, y no es justo. Vaya por delante esta advertencia en mi descargo. 




Así que pulgar arriba para todos estos amigos para...

—Antonio Calzado, por ser ese lector cero que todos los escritores quisieran leer. Por publicar El lagarto en la roca, novela atrevida, diferente. Por dedicárme la que muchos dicen que es tu mejor obra.
—Adela Reloba y Vanessa Benítez Jaime, porque sí, porque son las mejores.
—Antonio Castro-Guerrero, que de una vez por todas ha conseguido dar ese puñetazo literario en la mesa que él ansiaba al ganar el Premio de Novela Corta de Cáceres con El último viaje de Sorolla.
—Javier Cosnava, por escucharme desde el otro lado de la línea telefónica, por dejarme leer ese Ni hombres ni héroes. Honor que me haces, sin duda.
—Fernando J.López del Oso, porque sigue en la brecha. Ojalá puedas publicar esa novela de temática tan actual.
—Emilio J.Bernal, por traernos a Sergi y por seguir escribiendo cuando la vida le deja un respiro, y de paso a Montse Riquelme, que nos quiere a distancia,
—Ángel Vela, que de vez en cuando se deja caer por Málaga, porque ha escrito la novela más mexicana que pueda imaginar un autor español,
—Javier Ortega, que ha echado el resto para publicar El lagarto en la Roca, y porque es el artífice del díptico de La Guerra de la Doble Muerte y El último refugio,
—Alberto López Aroca, por escribir los mejores pastiches del siglo y por aquel almuerzo en el restaurán del mercado; allí disfrutamos de la compañía de Ana Colchero,
—Carlos Rodón y Daniel Aragonés, por dejarme un hueco en 88'8 (Tres ocho), y este último por darme la oportunidad de leer Basura no compartida
—Ricard Millás, por escribir así de bien y por invitarme a comerme La hamburguesa humana
—Manuel Mota y Álex Ogalla, por las charlas que habremos de compartir y por seguir luchando en pro de la Revista Cthulhu,
—Lem Ryam, por escribir La Frati Nigra y por hacerme un hueco en sus Cazadores de Vampiros,
—Ralph Barby y Ángels Gimeno, por estar siempre al quite, por dedicarme unas palabras a través de las redes sociales,
—Gabriel Bermúdez Castillo, por las charlas telefónicas que hemos compartido y por el cariño y aprecio con que siempre me atiende,
—Federico Fernández Giordano, por cumplir su palabra y regalarme El libro de Nobac, y por esas charlas musicales que cruzamos de vez en cuando,

María Zaragoza y Alejandro Colucci, porque accedieron a escribir unas frases para la contraportada de mi última novela,
—Rodolfo Martínez y todos y cada uno de los autores de la Antología Vintage'63: J.F.K. y otros monstruos por hacerla posible, 
Jose María Nebreda,  por tener mis obras en su selecta estantería,
—Joe Álamo, por brindarme la oportunidad de participar en la Antología Z vol.7 de Dolmen,
Rodrigo Pérez, por mantener viva esa lucha que mantiene en silencio,
—Daniel Expósito, por hacer un magníico cartel promocional de mi última novela,

—Carlos Sisí, por aguantar mis preguntas acerca de su personaje en El último refugio,
Raquel Espejo, porque la intención es lo que cuenta, por interesarse en mi obra, 
—Athman M.Charles, que siempre tiene un minuto para compartir mis publicaciones y un ratito para escribir la, por ahora, única reseña de El último refugio,   
Fernando Martínez Gimeno, que siempre tiene tiempo para ayudar a los autores y hablar de ellos desde su blog Deprisa, deprisa
—todos los amigos que pueblan facebook y twitter, porque sois vosotros los que dais sentido a este empeño por escribir: Jorge Iván Argiz, Álvaro Fuentes, José Manuel Nogales, Manuel Mije, Emilio Corazón Literario, Pablo Cordón, Ernesto Fernández Weiss, Félix Morales, Miguel Aguerralde, Cano Farragute, Nieves Abarca, A.M.Caliani, Marta Junquera, Paqui Garcia, Víctor Cifu, Apolo Sánchez, José Luis López Torres, Juan Luis Marín, Fernando López Guisado, Javier Quevedo Puchal, Daniel Gutierrez, Emilio Alcorze, Antonio Ortiz Carrasco, Óscar Torres, José A.Carrasco, Carles Quintana, Anto y Lola Lorente, Juan Miguel Fernández, Eva Gabarri, Javi Lara, Bea Magaña, Miguel Ojeda, Fayna Bethencourt, Sergio Baldoví, Sergi Viciana, Jose M.Cárdenas, David Poquet, Marina Flamenca, William E.Fleming, Juan José Díaz, Jeremias de Manuel, José Elías Flores, a todos los integrantes del Círculo Holmes, etc (seguro que se me olvida alguno),
—etc,
—etc. 


Terminamos la entrada con lo REBUENO de 2013. Porque sólo así, de rebueno, se puede definir aquello que supone una liberación, casi el desahogo experimentado tras el estreñimiento.




De modo que es hora de tirar de la cadena y esperar que esos cadáveres abonen empeños muy lejanos a los que mueven al Habitante Incierto de esta Casa Deshabitada. Venga, ruido triunfal de cañería para...

—esa gente que me ha hecho el favor de descubrirse, de dejar a un lado la piel de cordero para mostrarse tal como son, auténticos lobos. Esos pobres que jugaban la amistad como en una apuesta de póquer, al antojo de sus vicios, al todo o nada de sus propias convicciones; a los que quisieron que uno comulgase con ruedas de molino. Gracias a los que me habéis hecho el favor de atacarme como una jauría de fieras, a los se creyeron el Todo cuando ni siquiera eran una Parte. Gracias a los que lleváis la envidia y la insania por bandera, porque nunca más volveré a perder un solo segundo en atenderos,
—los desagradecidos que, una vez logrado el objetivo que perseguían cuando se acercaron a mí, han levantado el vuelo en busca de un nuevo nido donde empollar su hipocresía, su amistad de pacotilla,
—y los tibios, los neutrales, esos que son especialistas en estar en misa y repicando, los que lavan y guardan la ropa al mismo tiempo, los que juegan con dos barajas.
 - - -

Como se dice en la ruleta cuando se han cerrado las apuestas, rien ne va plus". No va más, el 2013 está visto para sentencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario