Blog personal de Alejandro Castroguer

En el blog de Alejandro Castroguer podrás estar al tanto de las noticias que generen las novelas "GLENN" (Premio Jaén de Novela 2015), "LA GUERRA DE LA DOBLE MUERTE", "EL ÚLTIMO REFUGIO" y "EL MANANTIAL", y las antologías "Vintage'62: Marilyn y otros monstruos" y "Vintage'63: J.F.K. y otros monstruos" entre otras. Además, es lugar de encuentro para amantes del cine, la literatura, la buena música y las aventuras del Rey Mono.

lunes, 15 de abril de 2013

Recomendación del mes de abril


Título: Cuando el viejo Simbad vuelva a las islas
Título original: Si o vello Sinbad volvese ás illas
Autor: Álvaro Cunqueiro
Año: 1962
Páginas: 162
Editorial: Ediciones Destino

Contraportada: Sinbad el marino, viejo ya, ahuyenta la melancolía relatando sus aventuras y contando sus viajes por tierras prodigiosas y remotas que atravesó cuando servía al Califa de Bagdad, al Sultán de Melinde o al Señor del Fasfistán. Este Sinbad consigue vencer la rutina de la pequeña cominidad marinera de Bolanda inventando día a día una realidad fantástica que entregar como preciado cofre a sus ensimismados oyentes.



 Pocas veces he leído un libro en que la pasión del autor por lo que hace haya quedado tan patente en sus páginas, grabado a fuego. Y es que Ávaro Cunqueiro creía como nadie en este tipo de género fantástico, en la posibilidad de apropiarse de algunos grandes nombres de la literatura (llámese Orestes, Ulises o este Sinbad) y concederles un nuevo espíritu.

El mimo, la adoración con que retrata la vejez de Sinbad es digna de elogio. Todo está en los detalles, en la magnífica cadencia de las palabras, en los colores y en los olores... pero sobre todo en esas historias mínimas que el viejo marino cuenta para solaz del lector.

Entre las muchas historias que se apretujan en sus páginas destacaría por su extraordinario poder de evocación la descripción de Moara y la de la isla de Java. La novela muy breve, menos de 130 páginas, se completa con los típicos apéndices del autor, a saber: una plática de Sinbad a los pilotos griegos, dos escenas de una pieza de teatro chino titulada "La dama que engañada por un demonio elegante quiso comprarle al viento la perdiz que hablaba", un retrato de la viuda Alba y el consabido índice onomástico. 

Una pequeña maravilla para lectores que gusten del lenguaje como sinónimo de joyero. Imprescindible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario