Blog personal de Alejandro Castroguer

En el blog de Alejandro Castroguer podrás estar al tanto de las noticias que generen las novelas "GLENN" (Premio Jaén de Novela 2015), "LA GUERRA DE LA DOBLE MUERTE", "EL ÚLTIMO REFUGIO" y "EL MANANTIAL", y las antologías "Vintage'62: Marilyn y otros monstruos" y "Vintage'63: J.F.K. y otros monstruos" entre otras. Además, es lugar de encuentro para amantes del cine, la literatura, la buena música y las aventuras del Rey Mono.

domingo, 8 de julio de 2012

Centauros del desierto, detalle a detalle



Título: CENTAURO DEL DESIERTO
Título original: The Searchers
Año: 1956
Duración: 119 min.
Director: JOHN FORD
Guión: Frank S. Nugent
Música: Max Steiner
Fotografía: Winton C. Hoch

Sinopsis (extraída de Filmaffinity): Texas. En 1868, tres años después de la guerra de Secesión, Ethan Edwards, un hombre solitario, vuelve derrotado a su hogar. La persecución de los comanches que han raptado a una de sus sobrinas se convertirá en un modo de vida para él y para Martin, un muchacho mestizo adoptado por su familia.

Antes de nada os dejo una selección del reparto de la película, repleto de admirables actores que bordan los personajes secundarios:
    John Wayne    ...     Ethan Edwards
    Jeffrey Hunter    ...     Martin Pawley
    Vera Miles    ...     Laurie Jorgensen
    Ward Bond    ...     Reverendo Capitán Samuel Johnston Clayton
    Natalie Wood    ...     Debbie Edwards a los 15 años
    John Qualen    ...     Lars Jorgensen
    Olive Carey    ...     Mrs. Jorgensen
    Harry Carey Jr.    ...     Brad Jorgensen
    Henry Brandon    ...     Cicatriz - Scar
    Ken Curtis    ...     Charlie McCorry
    Hank Worden    ...     Mose Harper
    Walter Coy    ...     Aaron Edwards
    Dorothy Jordan    ...     Martha Edwards
    Pippa Scott    ...     Lucy Edwards

Más allá de la consabida reseña, voy a hablaros de los detalles que contiene la película y que la hacen verdaderamente grande. El guión de Frank S. Nugent es maravilloso e incide en estos matices que nos hablan de Ethan Edwards y de los demás protagonistas. Así que, quienes no hayáis visto el film, absteneros de seguir leyendo. Esa entrada se disfruta desde el recuerdo de quien ya la ha visitado varias veces.

Empecemos con la apenas insinuada relación entre Ethan y Martha, la mujer de su hermano Aaron:
-Ethan besa a Martha en la frente, ésta cierra los ojos.
-Martha dobla cuidadosamente el abrigo largo de Ethan para guardarlo en un baúl.
-Ethan descansa en el umbral de la casa junto al perro. El plano permite ver, gracias a que está la puerta abierta, cómo Aaron cierra la de su dormitorio. No se añade ni una sola línea de guión.
-El capitán Clayton será testigo de cómo acaricia Martha el abrigo de Ethan cuando lo saca del baúl, de la suavidad del gesto. Nadie habla, por supuesto.
-Ethan volverá a besar a Martha en la frente y ésta vuelve a cerrar los ojos.

Vayamos con el carácter de Ethan Edwards, trabajado como pocos por el director y el guionista. No en vano, es el protagonista y el eje de la película. Entre los aspectos positivos del personaje cabría apuntar estos, entre otros:
-el sable que le regala a su sobrino o la medalla con que obsequia a Debbie.
-el testamento que firma en favor de Marty a pesar de que lo considera medio mestizo.
-su incansable fe en la búsqueda de Debbie.
Pero ahora subrayemos los negativos, sobre todo centrados en su animadversión por los indios en general y por los comanches en particular. Hay que fijarse en las miradas que lanza Ethan Edwards o en cómo retuerce las palabras al hablar:
-los disparos a los ojos del indio que yace enterrado; así consigue que el espíritu del muerto vague eternamente.
-las cuchilladas que le da a la arena después de encontrar el cadáver de Lucy, descubrimiento que oculta a Marty y a Brad Jorgensen.
-los disparos que realiza cuando los indios, tras la persecución por el Monument Valley, se retiran a caballo y le dan la espalda río a través.
-abrir fuego de manera indiscriminada contra los bisontes con objeto de evitar que los indios se alimenten en invierno
-la cabellera de Scar que luce a modo de trofeo.

Por último me gustaría señalar una frase que repite Ethan hasta en cuatro veces: that'll be the day. Traducido en los subítulos como cuando las ranas críen pelo. Una muestra más del escepticismo y descreimiento del personaje. Os digo exactamente dónde aparecen estos comentarios:
1.- Cuando el capitán Clayton le pregunta "¿quieres abandonar?" mientras cruzan los pantanos antes de atacar a los indios.
2.- Cuando el joven Jorgersen afirma que se enfrentará a él si vuelve a decir que Debbie y Lucy están muertas.
3.- Cuando después de que Marty lea el testamento y se enfade con su tío porque dice que ya no le quedan parientes de sangre, y el mestizo le espeta "ojalá te mueras".
4.- Cuando regresan Marty y Ethan a casa de los Jorgesen en busca de ayuda y el primero dice "nos han preparado una fiesta de bienvenida".

Hay tantos detalles que convierten a este western en uno de los mejores de la historia del cine. Pero no sólo eso, sino también en una de las más estupendas muestras del séptimo arte de todos los tiempos. Fechada en 1956 tiene gracia, es casi un chiste, que no estuviese nominada para ningún Óscar. Para ninguno. Que se llevase el de Mejor Película una cinta como La vuelta al mundo en 80 días. Que el de Mejor Director recayese en George Stevens por Gigante. Que el de Mejor Actor subrayase el papel de Yul Brynner en El rey y yo. Para que veais la de injusticias que se comenten cuando se otrogan estos premios (bueno, con cualquier premio). Porque no sé si estas películas que he nombrado lo son, pero Centauros del Desierto sigue tan vigente como cuando se rodó.

Para finalizar os dejo el enlace youtube del film. No es lo mismo que verlo en la tele de casa o en una pantalla de cine, pero valga como homenaje a esta obra maestra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario