Blog personal de Alejandro Castroguer

En el blog de Alejandro Castroguer podrás estar al tanto de las noticias que generen las novelas "GLENN" (Premio Jaén de Novela 2015), "LA GUERRA DE LA DOBLE MUERTE", "EL ÚLTIMO REFUGIO" y "EL MANANTIAL", y las antologías "Vintage'62: Marilyn y otros monstruos" y "Vintage'63: J.F.K. y otros monstruos" entre otras. Además, es lugar de encuentro para amantes del cine, la literatura, la buena música y las aventuras del Rey Mono.

domingo, 6 de mayo de 2012

La versión de El Manantial de Voro Luzzy

Después del concurso realizado a través de las redes sociales y de este mismo blog, y tras la votación efectuada en mi página de facebook, la versión ganadora es la de VORO LUZZY. En verdad, su expliación de lo que podría ser El manantial es la sinopsis de una novela en sí. Os la dejo por aquí. 



Disfrutadla porque merece y mucho la pena:


Año 2013. El paro en Europa alcanza cifras astronómicas, sorprendentes. Hay en todo el continente cerca de sesenta millones de personas que han perdido su empleo a causa de la tremenda crisis que se ha sufrido. La diferencia de clases cada vez es más abismal, y los pobres y desempleados empiezan a ser un problema difícil de controlar para los gobiernos. Viéndose presionados por quienes poseen el poder y quieren poseer los privilegios, los países miembros de la UE toman una medida drástica: acabar con esta lacra social. En lugar de hacerlo a la vieja usanza, es decir, montando una Guerra Mundial, deciden hacerlo de otro modo. Cada país se dividirá en zonas de ricos, donde se disfrutará de todo tipo de beneficios y se cubrirán todas las necesidades, y zonas de pobres, donde no habrá nada. Se construyen estos ghettos y se aisla ahí a la población sobrante. Pero los gobiernos quieren ir más lejos. Con apartarlos no basta. Hay que exterminarlos, son ratas que se comen nuestra comida, respiran el poco aire limpio que nos queda, y viven a nuestra costa, pues nosotros pagamos y mantenemos esos ghettos. Se decide, con el fin de eliminarlos, añadir una potente toxina al agua potable de la zona. Deberían morir todos en menos de veinticuatro horas. En ese plazo el mundo volvería a ser perfecto, sin paro, sin pobreza, sin miseria, sin gente que protesta.



Pero algo sale mal. En algunos ghettos hay gente que no muere, gente que sobrevive... pero mutada. Son iguales que antes, pero la toxina ha desarrollado su lado más cruel y violento. Esos supervivientes no dudan en matar si es necesario para sobrevivir, en usar el canibalismo, la mutilación o la tortura si eso les asegura la subsistencia. No conocen la piedad, la han olvidado. Se han convertido en animales. Los gobiernos no pueden intervenir en esos ghettos, no pueden enviar tropas porque saben que no saldrían de allí con vida. Así pues, poco a poco son abandonados a su suerte, olvidados de la mano de Dios, si es que este existe.



Pasan los años, y la parte rica ha olvidado que existe la parte pobre. Pero estos no han desaparecido, es más, han crecido en población, se han multiplicado. Y en el seno de los ghettos ha nacido una leyenda. La leyenda del manantial, un lugar situado en plena Selva Negra donde se esconde la pureza. Cuentan que si vas allí y te bañas en sus aguas y bebes la rica esencia que nace de entre las rocas, volverás a ser normal, dejarás de ser una bestia. Desaparecerá todo aquello que te quita la humanidad y volverás a ser humano. Y al serlo, crecerán las posibilidades de ser aceptado de nuevo en la Tierra Prometida, ese edén del que han oído hablar a sus antepasados. Grupos de personas se organizan en los ghettos para partir hacia el manantial, pero allí hay gente que no está dispuesta a que eso suceda, y la lucha por salir se encarniza. Los señores de la muerte no vana dejar que su mano de obra y su alimento desaparezca. Hacen con los demás lo mismo que en su momento los gobiernos hicieron con ellos, explotarlos, utilizarlos, jugar con ellos como si fuesen marionetas. Pero la libertad tiene un precio, y muchos están dispuestos a pagarlo. Porque nadie debe decidir quién sobra o no, ni jugar a ser Dios, ni a ser juez y parte. Las vidas humanas no tienen precio, nadie es dueño de la vida de nadie. Solo el manantial puede devolverles la dignidad.



Este es su blog Bitácora Estelar 2.0:

2 comentarios:

  1. Es un auténtico placer aparecer en este blog. Y no esperaba para nada que mi versión fuese la elegida. Gracias.

    Por cierto, si no publico nada en el blog desde hace tiempo (lo digo para los que lo veáis en el link que puso Alejandro), es porque blogspot lleva tiempo sin dejarme publicar nada, solo me deja mirar el contenido. Y no responden a los mails que les envié, así que anda parado.

    ResponderEliminar
  2. Como no me dejaba retomar mi blog anterior, he creado uno nuevo. Me apetece hacer algo diferente a lo que hacía en el otro. En este voy a dar mucha caña, voy a tratar de hacer pensar, voy a intentar generar preguntas.

    Os dejo el enlace:

    http://vorogravedad.blogspot.com.es/2012/05/generacion-perdida.html

    ResponderEliminar