Blog personal de Alejandro Castroguer

En el blog de Alejandro Castroguer podrás estar al tanto de las noticias que generen las novelas "GLENN" (Premio Jaén de Novela 2015), "LA GUERRA DE LA DOBLE MUERTE", "EL ÚLTIMO REFUGIO" y "EL MANANTIAL", y las antologías "Vintage'62: Marilyn y otros monstruos" y "Vintage'63: J.F.K. y otros monstruos" entre otras. Además, es lugar de encuentro para amantes del cine, la literatura, la buena música y las aventuras del Rey Mono.

martes, 28 de febrero de 2012

Los Irregulares de Álamos Street

Empecemos la entrada por lo más obvio, decir quiénes eran los famosos Irregulares de Baker Street. Definición obtenida de la Wikipedia: Son un grupo de niños que viven en la calle y que ayudan al detective Sherlock Holmes, quien les pagaba un chelín diario por sus servicios, y una guinea si le ofrecían una pista válida. El cabecilla del grupo se llama Wiggins.

Con motivo de la cuarta reunión del colectivo Málaga Escribe, pensé que podíamos establecer una lectura obligatoria para dicha tertulia. Y no se me ocurrió otra que proponer uno de los relatos que Conan Doyle dedicara a Sherlock Holmes. Tras varios comentarios cruzados en el facebook se determinó (a propuesta de Sara Ventas, que luego trató de desdecirse) que el elegido sería "La cara amarilla". Además, contábamos con la anunciada visita de Antonio Calzado, autor de El círculo del Lobo, Umbría y Noviembre (las 3 novelas publicadas por Almzuara).

Sinopsis: El señor Grant Munro, de pronto, desconfía de su esposa Effie con la que hasta entonces no había tenido el más mínimo problema. Pero sus escapadas a deshoras y las visitas a cierta casa alientan las sospechas de su marido. Como era de esperar, éste corre en busca de Sherlock Holmes para que le ayude a resolver el enigma.



La mayoría de datos que expongo a continuación están extraídos de la edición de Cátedra, Todo Sherlock Holmes, preparada por Jesús Ulceroy en 2003 (ver la fotografía de arriba). La versión en tapa dura ronda los 45€, y la de tapa blanda, cuesta 30€.

Este relato fue publicado (como muchos otros) en The Strand Magazine, en el nº de febrero de 1893. Y pertenece al libro Memorias de Sherlock Holmes. En él, Sherlock tiene 34 años, y Watson 40. Tiene lugar el sábado 7 de abril de 1888, que es el día en que Grant Munro va a Baker Street en busca de ayuda. Los problemas comienzan el lunes de esa misma semana, el 2 de abril cuando Munro advierte la mudanza que alborota la casa de enfrente.

Como señalé en la reunión, el martes 3 de abril de 1888, que es cuando el desdichado esposo descubre a Effie salir de la casa recién ocupada, coincide con la muerte de Emma Elisabeth Smith, asesinada por Jack El Destripador. Fue su primera víctima.

¿Que hacía falta para ser nombrado Irregular de Álamos Street?
Sólo hacía falta pertenecer al grupo madre, Málaga Escribe, haberse leído el relato "La cara amarilla" y beber té y no otros potingues.
Así que desde el sábado son ya Irregulares de Álamos Street: Vanessa Benítez Jaime, Isabel Garrido, Patricia Rojo, Curro Ayllón, Javi Durán, Marta González, Nacho Iribarnegaray, David Álcaraz, Guadalupe Eichelbaum, Sara Ventas, Raelana Dsagan (Carmen del Pino), José Manuel Fernández Aguilera, Juan José Hidalgo Díaz y Alejandro Castroguer. Como miembros de honor tuvimos a Antonio Calzado y a su esposa, Adela Reloba, fieles seguidores ambos de las aventuras del célebre detective; y en la sección infantil, a Lucía Calzado y Nora Castro.

La tertulia empezó como siempre con los tés (hubo algún batido y chocolate, pero olvidemos este detalle) y con la caprichosa libertad de las conversaciones cruzadas entre unos y otros. Sara Ventas nos mostró su novela "Treinta postales de distancia" subida a Amazon recientemente, Guadalupe Eichelbaum su libro de relatos "17 trozos" y David Alcaraz el primer libro que piensa publicar como editor. Después un servidor trató de reconducir la conversación hacia el relato "La cara amarilla", ataviado con el deerstalker característico de Holmes y una pipa calabash (regalo de Antonio Calzado).

Dos pipas calabash (una de verdad y otra de pega), un deerstalker
y dos Irregulares, Calzado y Castroguer.


Como se dio la casualidad de que ponderé con vehemencia las virtudes de las edición de Todo Sherlock Holmes de Cátedra, aquello fue producto de cierta rechifla. Lo malo es que quien se mofaba (en el buen sentido), lo hacía por puro desconocimiento. Si alguno de ellos me hace caso y se la compra, verá que tenía razón. Es una edición muy cuidada, con excelentes traducciones e increíbles artículos y estudios en torno a la obra holmesiana.

Aunque la velada se prolongó con una cena, compartida por los más pertinaces Irregulares del día, la tertulia acabó con la propuesta de leer para la próxima un relato de Poe. El elegido fue "El cozarón delator".

Luego no digáis que no os tuvo informado el incierto habitante de la Casa Deshabitada.

4 comentarios:

  1. El habitante de La Casa Deshabitada nos tiene muy bien informados, sí :) Fue un día muy divertido, y cuando repitamos, con el relato de Poe, será para ver los comentarios que soltamos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. xDDDDDDD Hombre, si lo de Cátedra iba de broma, ya sabemos que si lo recomiendas es porque merece la pena. Añado que el relato, aunque no nos pareció gran cosa porque se veía venir, nos dio bastante juego para hablar del racismo y de cómo lo veía Doyle y su época.

    ResponderEliminar
  3. A veces cierto indeseable bajito y de barba tiene una forma de comportarse y hablar que es calificada por los más cercanos como "irreverente" o como "inaguantable" en dependencia del día. El comentario humorístico nacía desde el respeto más absoluto y desde el deseo oculto y secreto de poseer la edición citada ;).

    ResponderEliminar
  4. Hombre, imagino que era de broma, jajaja :P Pero así aprovecho para reivindicar esa edición. Personalmente no conozco al recopilador, Jesús Ulceroy, ni tengo nada con Cátedra. Ojalá fuese cierto en ambos casos. Sólo expresaba mi admiración por la edición.

    Un abrazo a los tres, Isi, Rae y Vlad. Que quede claro que lo entendí como broma.

    Por cierto, Antonio Calzado ya tiene una de éstas.

    ResponderEliminar