Blog personal de Alejandro Castroguer

En el blog de Alejandro Castroguer podrás estar al tanto de las noticias que generen las novelas "GLENN" (Premio Jaén de Novela 2015), "LA GUERRA DE LA DOBLE MUERTE", "EL ÚLTIMO REFUGIO" y "EL MANANTIAL", y las antologías "Vintage'62: Marilyn y otros monstruos" y "Vintage'63: J.F.K. y otros monstruos" entre otras. Además, es lugar de encuentro para amantes del cine, la literatura, la buena música y las aventuras del Rey Mono.

sábado, 26 de febrero de 2011

Doce hombres sin piedad, de Sidney Lumet


TíTULO: Doce hombres sin piedad
TÍTULO ORIGINAL: Twelve Angry Men
AÑO: 1957
DURACIÓN: 95 min.
DIRECTOR: Sidney Lumet
GUIÓN: Reginald Rose (Teatro: Reginald Rose)
MÚSICA: Kenyon Hopkins
FOTOGRAFÍA: Boris Kaufman (B&W)

REPARTO: Henry Fonda, Lee J. Cobb, Jack Warden, Ed Begley, Martin Balsam, ...

PREMIOS:
3 nominaciones al Oscar: Mejor película, director, guión adaptado
Premio Oso de Oro y Premio OCIC 1957 (Sidney Lumet)
Premio BAFTA 1958 al mejor actor extranjero (Henry Fonda)
Premio WGA 1958 al Drama estadounidense mejor escrito (Reginald Rose)
Premio Mención especial 1957 Festival Internacional de Cine de Locarno (Sidney Lumet)
Premio Kinema Junpo 1960 a la Mejor película extranjera (Sidney Lumet)
Premio Edgar Allan Poe 1958 a la Mejor película (Reginald Rose)
Premio Nastro d'Argento 1958 al Mejor director de película extranjera (Sidney Lumet)
Premio Blue Ribbon 1960 a la Mejor película extranjera (Sidney Lumet)
Premio Bodil 1960 a la Mejor película estadounidense y al Mejor director (Sidney Lumet)
Premio Jussi 1958 al Mejor actor extranjero (Henry Fonda)

SINOPSIS (extraída del Filmaffinity): En un juicio, y tras escuchar todas las pruebas y testimonios, un jurado popular compuesto por una docena de personas tiene que decidir, por unanimidad, si absuelve o condena a muerte a un acusado. La vida de un muchacho está en juego, en manos de 12 personas que también tienen su historia. En un principio once de ellos se inclinan por la condena, pero uno discrepa...


Antes de nada, agradecer públicamente a Sergio Baldoví Cáceres su diligencia y predisposición a conseguirme este título que tanto ansiaba tener, y por todavía no poseía por distintas circusntancias. Gracias.

Ahora vayamos a la reseña: En 1957 esta obra de Sidney Lumet, de extraordinaria fuerza, se enfrentó en la pelea por los Oscars con un auténtico titán: "El puente sobre el río Kwai", film muy grande, pero no sé hasta qué punto superior a estos "12 hombres sin piedad". No contento con arrebatarle el Oscar a la Mejor Película, se llevó también los de Mejor Director y Mejor Guión Adaptado. Si, en parte, ya me parecen injustos los dos primeros, en el apartado de Guión Adaptado (concediéndole la importancia que tiene al trabajo realizado por Michael Wilson, Carl Foreman y Pierre Boulle para adaptar la novela de este último -sí, es el autor de El planeta de los simios-) se me antoja casi una afrenta, por cuanto en la cinta de Lumet todo el peso de ella recae sobre el guión y los actores. No hay nada más que un escenario, doce hombres y un guión soberbio. Para aquellos quienes crean en la justicia de estos premios, decirles que Henry Fonda ni siquiera estuvo nominado en el apartado de Mejor Actor.

El director de fotografía Boris Kaufman (se llevó un oscar por "La ley del silencio" tres años antes) retrata a los 12 protagonistas en un glorioso blanco y negro, exento de las exageraciones casi expresionista de otros autores. La música, de mínima presencia, remarca los títulos de crédito y poco más, con lo que la parte del león de esta obra recae en las interpretaciones y el soberbio guión, adaptado por Reginald Rose de su homónima obra de teatro.


Los actores, que forman un elenco muy sólida, enidiable, intrepretan a los 12 miembros del jurado. Martin Balsam interpreta al portavoz y número 1. Los demás son John Fiedler (2), Lee J. Cobb (3), E. G. Marshall (4), Jack Klugman (5), Edward Binns (6), Jack Warden (7), Henry Fonda (8), Joseph Sweeney (9), Ed Begley (10), George Voskovec (11), Robert Webber (12).

Salvo que tienen mucha prisa por finiquitar la votación y enviar al procesado a la muerte a fin de regresar a sus vidas, de ellos conocemos muy pocas cosas, apenas las que se entienden de las conversaciones cruzadas entre unos y otros. Los hay publicistas, jubilados, corredores de bolsa, currantes vulgares y un arquitecto, el nº 8. Aunque ya había triunfado con títulos como "Sólo se vive una vez" de Fritz Lang (1937), "Jezabel" de William Wyler (1938), "El joven Lincoln" (1939), "Las uvas de la ira" (1940) por la que recibió su primera Nominación a los Oscars, "Pasión de los fuertes "(1946), "Fort Apache" o "Guerra y paz" (1956), aquí nos deja una de sus mejores actuaciones, justo la que le valiera su segunda nominación como Mejor Actor. Tal fue la vergüenza que se le otorgó un Óscar honorifico en 1980 por toda su carrera, y al año siguiente ganó el de Mejor Actor por "En el estanque dorado". Un año después moriría.

En la obra de Sidney Lumet hay momentos claves, de gran tensión dramática (recordad el parlamento racista del nº 10, Ed Begley), pero son fundamentales dos de ellos, propiciados por el personaje de Henry Fonda: el momento de la navaja, cuando demuestra que él ha podido conseguir una navaja como la que usó el supuesto asesino; y el instante del conteo de los pasos (en 15 segundos en imposible hacer el recorrido del testigo).

Por supuesto del enfrentamiento de Fonda con uno de los malos oficiales de Hollywood, Lee J. Cobb, saltan chispas. Una obra absolutamente imprescindible. Una obra maestra. Una lección de cine como las que ya no se recuerdan.

No digáis que no os lo dije.

lunes, 21 de febrero de 2011

De vuelta a las andadas

Aunque todavía es muy pronto y queda mucho por hacer, me gustaría contar desde el inicio con vuestra ayuda y colaboración en el proyecto de la nueva novela. Me refiero al título de la continuación de "La Guerra de la Doble Muerte".

Sí, ya tengo los 5 protagonistas lectores que, por fortuna, han resultado de lugares tan diversos que facilitan la bifurcación de las distintas tramas y grupos de supervivientes: Vigo, Badalona, Burgos, Mairena del Aljarafe y Málaga son las ciudades de origen de estos 5 afortunados. Y produto de ello ya tengo ideado varios capítulos, alguno de ellos en lugares muy emblemáticos de la zona en cuestión.

Todavía queda mucho trabajo, máxime cuando están por medio el proyecto de trasladar las aventuras (desventuras más bien) de Judith, Jonás y Salvador al cómic, y una novela que ando revisando y que se aleja del género zombi.

Pero como juego puede estar bien que cada uno, seguidor de la GDM desde su primera novela, apunte el nombre de la segunda. Echadle imaginación, a ver si superáis el que tengo pensado. No me importaría adoptar una buena idea, claro que sí. Es más, si alguno de vosotros consigue aportar un título lo suficientemente bueno, lo señalaré de manera especal en los agradecimientos finales. Otra cosa es que al final la editorial decida o no poner de subtítulo "La Guerra de la Doble Muerte 2".

¿Qué os parece? ¿Quién se atreve?

miércoles, 16 de febrero de 2011

El año de la plaga, de Marc Pastor


Título: El año de la plaga
Autor: Marc Pastor
Año: 2010
Páginas: 382
Género: Fantástica
Editorial: RBA
Encuadernación: Rústica con solapas

Sinopsis (tomada de la página de RBA): Últimamente, a Víctor Negro le duele mucho la cabeza. Su novia le ha dejado y no se ve capaz de superarlo. Es un agosto bochornoso en Barcelona, pero él no tiene vacaciones. Las compañeras de trabajo de este asistente social que se dedica a la atención a la tercera edad están empeñadas en buscarle una nueva compañía femenina, y él las deja hacer con resignación. Todo transcurre lentamente, entre la migraña, el desamor y el calor estival, hasta que una oleada de suicidios de ancianos dispara todas las alarmas. (He abreviado para que la misma sipnosis no destripe en demasía la obra.)


Marc Pastor, ¿infectado?

De seguida, apenas consumidas las primeras páginas de este "El año de la plaga", se advierte que el narrador de la historia, Víctor Negro (coordinador de asistentes sociales de profesión, y friki de devoción) es un tipo nada corriente y mucho menos aburrido. Todavía herido por la no muy lejana ruptura con Irene Corvo, la mujer de su vida y sus sueños, vierte toda su rabia en unas frases agudas y mordaces, plagadas de unas comparaciones chispeantes. Hay muchos momentos en que uno llega al borde de la risa con las ocurrencias que tiene a cada paso o ante las más variopintas situaciones.

Compendio de una cultura mayúscula, Marc Pastor permite que su protagonista sazone cada comentario con una referencia musical o cinematográfica. Cierto es que es posible que los lectores menos versados o incluso los más jóvenes (es ideal para los que vivimos los ochente y los noventa intensamente) se pierdan un buen número de guiños, que de pronto te retrotaen a una película o a una música en concreto. Yo por lo menos me lo he pasado en grande descubriendo cada referencia. Innecesario sería hablar aquí del evidente homenaje que el autor barcelonés hace de "Los ladrones de cuerpos" de Jack Finney.

Asediado por los distintos chismes y comentarios de sus omapeñras de trabajo, que le instan a buscar una nueva pareja, Víctor accede a quedar con Dolors, una joven apasionada de la música y con la que empatiza en seguida. O por lo menos aparentemente. Esto le hará cobrar una nueva ilsuión. Al mismo tiempo que se desarrolla esta historia de amor y desamor (que atormenta al protagonista y que dará más de un giro) comienzan los primeros suicidos. A priori nada explica la obsesión de los ancianos, en primer lugar, por quitarse la vida. Sólo diré que, como ya sabéis, al final todo guarda relación con cierta planta muy común en nuestras cuidades.


Alineación al centroUno de los escenarios de la novela


El estilo de Marc Pastor fluye y se hace cercano a los protagonistas y a los lectores. Demustra que es un escritor con muchas tablas. Amén de los distintos chistes, muchas veces usa metáforas y comparaciones de fuste, eso sí, en su justa medida. Es un libro de rápida y amena lectura. No hay que hacer el más mínimo esfuerzo, guiados por Víctor y sus distintas neuras. Rápidamente nadie será de fiar, máxime cuantos todos empiecen a manifestar que sus hijos no son sus hijos, ni sus padres son sus padres.

Una obra altamente recomendable para los aficionados al género y a los que no lo son.

lunes, 14 de febrero de 2011

Ilustraciones de J.M.Nogales para la GDM

Aquí os dejo un aperitivo de las ilustraciones completas que José Manuel Nogales ha realizado para "La Guerra de la Doble Muerte", y que encontraréis en este enlace: http://www.alejandrocastroguer.es/htm/ilustraciones.html
Las subidas aquí son detalles de las ilustraciones.

Mi enhorabuena al artista. Cada día, ilustración a ilustración, Nogales se supera. Ha sabido otorgarle ese aspecto enfermizo que yo deseba para los tres protagonistas de la GDM: Judith, Jonás y Salvador.

Para seguir de cerca todos y cada uno de sus trabajos, os invito a su blog llamado Q-Q Proyecto:
http://qq-proyecto.blogspot.com/



¿Judith junto a un cajero de Sevici?



¿Jonás antes de abandonar su casa?



¿Salvador a las afueras de Granada?

sábado, 12 de febrero de 2011

El círculo del lobo, de Antonio Calzado

Obra Completa de Antonio Calzado (1)
 
Título: El Círculo del Lobo
Autor: Antonio Calzado
Año: 2007
Páginas: 327
Género: Fantástica
Editorial: Almuzara
Encuadernación: Rústica con solapas

Sinopsis (tomada de la web de Almuzara): Daniel, escritor de cuentos infantiles, ha visto fracasar su matrimonio al morir su hija de cinco años. Convertido en un hombre solitario y amargado, una carta de su primo Anxo, guardia civil afincado en una aldea gallega, le propone unas vacaciones en la tierra de sus ancestros. Daniel acepta y se instala en un caserón que perteneció a su tío abuelo, cacique despiadado cuyo hijo estaba obsesionado con la licantropía.
Este es el arranque de una de las obras más sorprendentes de los últimos años. El Círculo del Lobo, primera novela de Antonio Calzado, revela el talento de este joven autor para aunar el género fantástico y el terror con dosis de realismo y una ternura casi soterrada, que hacen de la lectura una experiencia conmovedora e inolvidable.


Editada en 2008, la novela gravita sobre a tres pilares fundamentales, a saber:

uno, la intriga en torno al propio Círculo del Lobo, a la historia que se irá desgranando con mimo a lo largo y ancho de los capítulos, sobre la existencia real o ficticia del lobishome;

dos, la relación entre el protagonista y su hija, Daniel y Cristina, más allá de los propios recuerdos, más allá de los sueños;

y tres, la ambientación que envuelve a estos parajes gallegos, inventados por el autor, pero tan reales como cualquiera de los que hayamos visitado nosotros mismos.

El protagonista, Daniel de nombre, escritor de cuentos infantiles, regresa a uno de los paisajes de su juventud huyendo de cierta parte de su pasado, sin sopechar que ese mismo recuerdo le saldrá al encuentro en mitad del camino, con la misma violencia con que la figura del lobishome se aparece a distintos campistas y residentes del pueblo de Cereixo. El primo Antxo le habla del viejo caserón de un tío abuelo, de oscuro pasado. Nada de esto es capaz de amedrentar a Daniel, por lo menos en un primer momento.

Al principio, obsesionado por el recuerdo de su hija, se antoja inmune a la ominosa presencia del bosque y de esa presenia amenazadora. Recordad por ejemplo la primera visita al bar del pueblo y la inconsciencia de sentarse en la mesa precisamente la misma que ocupa el Coronel.

El estilo innato de Calzado ya se adivina en esta primera novela. Lo que con posterioridad encontraremos en "Umbría" y en "Noviembre" ya está aquí: solidez en el dibujo minucioso de los personajes (uno de los puntos fuertes de toda su narrativa), ambientación elaborada en torno al bosque, al pueblo, a los viejos caserones que pacen en mitad de la espesura; escritura fluída que nos conduce a través de la trama.

Sin destripar nada del argumento ni apuntar hacia uno u otro personaje con que abortar el encanto del descubrimiento solitario frente a sus páginas (hay personajes y de vital importancia en la historia), recomiendo su lectura a todo aquel que guste de las historias de hombres lobo y literatura fantástica y/o de terror. Todavía más, la recomiendo a quien se deje engatusar por una buena historia muy bien contada. Por mi parte, me la leí de cuatro tacadas, siguiendo el rastro incierto del lobishome detrás de cada párrafo.

Me permito el lujo de reproducir parte de la nota del autor con que se clausura la novela:
"Hace algunas décadas, los arqueólogos descubrieron en África Oriental las huellas de unos Austrolopithecus conservadas para siempre sobre un suelo de cenizas volcanicas solidificadas. Entre todas ellas destacaban dos tipos de pisadas: unas correspondían a un adulto y otras a un niño o a una niña. Examinada la disposición de estas huellas, los arqueólogos concluyeron que ambas criaturas debieron caminar cogidas de la mano sobre la llanura africana, hace cientos de miles de años."

domingo, 6 de febrero de 2011

Charla zombi en Málaga, 4-2-2011


Con motivo del II Festival Gótico y de Terror de Málaga tuvo lugar, en la sala central del Espaciu, la charla sobre literatura zombi a cargo de Manel Loureiro, Carlos Sisí y un servidor.


De Manel Loureiro decir que, aparte de ser licenciado en Derecho por la Universidad de Santiago de Compostela y presentar diversos programas en la televisión de Galicia, fue el pionero de la moda zombi en España cuando allá por el 2006 empezó con la aventura de internet y su "Apocalipsis Z". Posteriormente publicada por Dolmen ha sido todo un éxito.
La continuación, "Los Días Oscuros", apareció a principios de 2010 gracias a la confianza de Plaza&Janés. Para mayo de 2011 se espera la tercera y última parte de la historia.


Por su parte Carlos Sisí, que trabaja en empresa de diseño web y programación llamada RaIN, amplió la ofreta zombi en España con "Los caminantes", publicada igualmente por Dolmen en 2009, fenómeno de masas en muy poco tiempo. Él mismo dice que todo empezó como un hobby, pero las ventas le han dado la razón.
Su continuación "Necrópolis" apareció a finales de 2010 con éxito similar. Para septiembre de 2011 se espera la tercera y última parte de la historia.

Ejerció la moderación de la charla Joaquín Clorato, uno de los fundadores de la Marcha Zombi de Málaga. De seguida a Manel se le notó la facilidad de palabra ganada a diario en su profesión de abogado, y a Carlos, su recelo a hablar en demasía y destripar parte de su obra. Se habló de todo, de cine y su evolución desde las primitivas películas que reflejaron el zombi-vudú, del bueno de Stephen King y alguna de sus excentricidades, de las dificultades de acceder al mundo editorial, de la importancia de la obra de Romero, de la influencia que tuvo en éste (apunte de mi cosecha) la película "El carnaval de las almas" de Herk Harvey y de la necesidad por parte de los autores del género de reflejar las convulsas circunstancias que acompañan cada resurgimiento de los muertos vivientes.

Amena, a veces divertida gracias a las anécdotas aportadas por los tres respecto de nuestro trato con los fans: recuerdo la de las cuatro viejecitas que fueron a la firma de libros de Manel, o los soldados que leían de noche uno de las obras de Carlos. Como colofón a charla se cedió la palabra a los lectores. Hubo preguntas de todo tipo, referidas a los libros en particular o genéricas. Sin embargo la más dificil de contestar fue la lanzada por una pequeña de ocho o diez años, Desireé Mediana: ¿Cuando vais a ecribir un libro de terror infantil?

Antes de retirarnos estuvimos firmando ejemplares de nuestras obras, e incluso alguna tarjeta o cartel del Festival. Luego llegaron las consabidas fotos y responder a las preguntas de la cadena de televisión digital 73tv.es. Como ya tenía "Necrópolis" firmado por Carlos Sisí, Manel y yo intercambiamos libros y dedicatorias a las puertas del Espaciu, una vez concluído definitivamente el acto.


He de agradecer personalmente a Vanessa, mi mujer, y a Nora, mi pequeña vestida con una camiseta de AC/DC (regalo de Macu Marrero). Igualmente a Javi Durán (autor de la Saga "Oscuro") y a David Alcaráz, que cuidasen de ellas mientras yo estaba al otro lado de la sala, atareado con la charla.

A última hora de la noche, después de que cada uno cenase por su cuenta, nos volvimos a encontrar Carlos, Manel, acompañados de sus señoras, y un servidor. Contamos con la compañía de Estrella Navarro, Nando B.Fernández y Ricardo Arrebola Villalba, amigos del Foro Somos Leyenda, con los que tuvimos animados debates.