Blog personal de Alejandro Castroguer

En el blog de Alejandro Castroguer podrás estar al tanto de las noticias que generen las novelas "GLENN" (Premio Jaén de Novela 2015), "LA GUERRA DE LA DOBLE MUERTE", "EL ÚLTIMO REFUGIO" y "EL MANANTIAL", y las antologías "Vintage'62: Marilyn y otros monstruos" y "Vintage'63: J.F.K. y otros monstruos" entre otras. Además, es lugar de encuentro para amantes del cine, la literatura, la buena música y las aventuras del Rey Mono.

martes, 19 de abril de 2011

La Ciudad (de la Trilogía Involuntaria) de M.Levrero

Portada de la Trilogía Involuntaria


Título: La Ciudad
Junto a "El lugar" y "Paris" conforman la Trilogía Involuntaria
Autor: Mario Levrero
Año: 1970
Páginas: 160 páginas
Editorial: DeBolsillo, Mondadori
Encuadernación: Tapa blanda


La obra comienza sin renegar de la evidente sombra de Kakfa, con una cita de este autor:
-Veo allá lejos una cuidad, ¿ es a la que te refieres?
-Es posible, pero no comprendo cómo puedes avistar allá una cuidad, pues yo sólo veo algo desde que me lo indicaste, y nada más que algunos contornos imprecisos en la niebla.

También podéis encontrar esta novela en esta
edición de Plaza & Janes, Mundo Imaginarios


La influencia de Kafka es más que evidente. Del protagonista de esta obra no sabemos ni siquiera la inicial que en las novelas del praguense identifica al actor de sus aventuras. Como mucho, y con cuenta gotas, sabremos que es pintor artístico, que fuma y que vive de alquiler.

Publicada en Montevideo, año 1970, por Tierra Nueva en su colección Literatuara Diferente, todo empieza cuando nuestro protagonista llega a una casa que ha alquilado. Lleva deshabitada mucho tiempo. Tendrá que trabajar de lo lindo. Como no hay ni luz ni calefacción, decide salir en busca de queroseno a un almacén cercano, cuyo paradero no recuerda. De esta guisa se perderá de inmediato.

Por fortuna, o por desgracia (¿quién sabe?), lo recogerá un camión cuando ya es incapaz de regresar a su casa de alquiler. Junto al conductor viaja una mujer que le incitará rozando su pierna con la de él. Desde aquí todo se irá enredando a través de acciones absurdas (recuerdo la búsqueda de un par de zapatos), idas y venidas sin rumbo y preguntas sin respuestas.


Sin destripar nada del mínimo argumento de la obra, decir que hay dos nombres que singularizan a dos personajes, a saber: Ana, que es la mujer que encuentra casi al principio al subir al camión; y Giménez, el tipo de la estación de gasolina que no desea que el protagonista se vaya de su lado.


Leída por segunda vez me deja el mismo sabor que la primera. Todo queda sin respuesta y ello enfadará a los que quieran que todo esto mascado en una novela. Las interrogantes abiertas y no resueltas son tantas que la obra ronda tu cabeza mucho después de terminada su lectura. Es más, es una ironía llamar a esta novela "La Ciudad" (prefiero que sea el lector quién descubra la razón de lo que afirmo).

El final (no diré más) siempre me ha parecido soberbio. ¿Dónde está esa... ? ¿Quiénes son esos...? ¿A dónde se dirigen ...?

Imprescindible para quien busque nuevos autores consagrados, o maestros no mediáticos. No os defraudará.

4 comentarios:

  1. Suena bien, y demuestra que es casi imposible llegar a todos los confines de la literatura.
    La cita de Kafka, impresssionante. Aterradora, en el fondo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Gran autor Levrero, un escritor a reivindicar. Muy buena reseña, Alejandro, muy sugerente.

    ResponderEliminar
  3. Pues tienes toda la razón, igor, imposible llegar a todos los autores y libros interesantes.

    Bueno, por lo menos a través de la reseña ya conoces a Levrero.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Voro por el seguimiento del blog. :)

    ResponderEliminar