Blog personal de Alejandro Castroguer

En el blog de Alejandro Castroguer podrás estar al tanto de las noticias que generen las novelas "GLENN" (Premio Jaén de Novela 2015), "LA GUERRA DE LA DOBLE MUERTE", "EL ÚLTIMO REFUGIO" y "EL MANANTIAL", y las antologías "Vintage'62: Marilyn y otros monstruos" y "Vintage'63: J.F.K. y otros monstruos" entre otras. Además, es lugar de encuentro para amantes del cine, la literatura, la buena música y las aventuras del Rey Mono.

viernes, 29 de octubre de 2010

La noche zombi de Almuzara

A cuenta de la inminencia de la noche de Halloween, ALMUZARA ha subido este cartel a su muro del Facebbok. Os lo dejo por aquí también. Si picas sobre la imagen se verá más grande.



En cuanto haya más noticias alrededor de la obra os lo comentaré.

miércoles, 27 de octubre de 2010

Cortometraje "Deseos", de Ray Moral



Título: DESEOS
Año: 2010
Duración: 12 min.
Director:
Ray Moral

Guión: Ray Moral
Música: Ray Moral
Fotografía: José Ruiz y Ray Moral

Op. cámara: Fran Kapilla
Ayte. dirección: Javier Acedo
Sonido directro: Eloy Muñoz
Eléctrico: Nacho Vera
Maquillaje: Claudia Naranjo
Atrezzo: María Moral
Foto-fija: Manuel Romero
Documentación: Trini Sánchez
Diseño: Javier Acedo

Producción: Lóbulo Occipital Audiovisual
Reparto:
Joaquín Clorato, Salva Maine y Flor Alcántara
Sinopsis: En su brevedad concentra toda la intensidad de un hombre (J.Clorato) perdido en mitad de sus fobias y de una noche impenetrable.


El cortometraje ya había sido presentado en Madrid antes de llegar a Málaga. Tuvo lugar el viernes 15 de octubre en la sala Downtown de la capital. Según cuentan las crónicas fue un éxito de público. Así que sólo había que esperar su proyección en Málaga.

El lugar elegido, como no podía ser de otra manera, fue el bar Zeppelin de calle Beatas. La convocatoria apuntaba además la hora, las once de la noche, preludio de una larga noche de sábado para los más intensos. Atendí a la llamada efectuada a través de la red social de Facebook y por expresa invitación de uno de los componentes del equipo. De nuevo, el cortometraje logró concitar la atención de un buen puñado de espectadores que quedamos asombrados ante el ritmo implacable del mismo.

En palabras del propio director "
el corto es la adaptación de un relato que escribí hace 2 años. Cada vez que releía el escrito se sumaban mas imágenes y sonidos extraños en mi cabeza, hasta que un día me decidí a estructurar el guión y darle salida audiovisual a esta historia. La idea, puede venir de reflexiones personales referentes a comportamientos humanos bajo ciertas situaciones extremas y el por qué de estas últimas."


Frente a la obra es lógico pensar preguntarse qué influencias cinematográficas influyen en el resultado final. "
Cierto es que siento bastante debilidad por el cine de Lynch" nos dice Ray Moral, "lo que transmite con esos puzzles de atmósferas opresivas y sonidos tan bien tratados. Igual que ciertas películas de Terry Gilliam, y en general, el cine con ambientes que traspasan la pantalla y con historias bien contadas." Además, quizá incitado por mi pasión por Stanley Kubrick, advertí cierto paralelismo entre la escena que transcurre en el Zeppelin (sí, el mismo bar donde se proyectó) y la de "El resplandor" cuando Nicholson entra en la Golden Room. A este respecto nos cuenta el director que "no me había parado a pensar en su influencia, pero el estado del personaje fuera de si, es un tipo de figura que me gusta, aunque el personaje de "deseos_" no llega a ese estado de posesión ni violencia. Pero como otras tantas cosas que tenemos afincadas en el cerebro, de vez en cuando se pueden manifiestar de distintas formas, y como es en este caso, en una personalidad ficticia."



Del rodaje nos habla el actor principal, Joaquín Clorato.
"Fue duro, pero como había muy buena sintonía entre todos los implicados la experiencia resultó muy satisfactoria. Personalmente, me quedo con la anécdota de cuando terminamos de rodar la noche del sábado al domingo, que serían casi las 6 o las 7 de la mañana, y nos metimos en el coche para volver a casa, pero antes había que "grabar silencio". ¿Y eso qué es me preguntaba yo? Pues tan sencillo como grabar el ruido de ambiente de la calle para usarlo en las mezclas definitivas del audio. Total, que estábamos todos machacados después de más de 15 horas de rodaje non-stop, y tuvimos que pasar 10 minutos sentados en el coche, en el más completo silencio, con el micro asomando por la ventanilla: yo creo que alguno nos quedamos dormidos y todo (también por la relajación de haber concluído el rodaje)."


El espectador que conozca Málaga reconocerá de inmediato los escenarios donde transcurre este cortometraje.
"Está rodado casi íntegramente en casa de Ray" nos dice Joaquín. "El bar es el mismo Zeppelin, y los exteriores están tomados en los alrededores de la estación de Renfe, con una fugaz aparición del Puente de los Alemanes (que, teniendo en cuenta que se rodó un sábado a eso de las 3 de la mañana, te puedes imaginar la cantidad de borrachos de retirada de los pubs que entorpecieron el rodaje)."

martes, 26 de octubre de 2010

¿Quieres convertirte en un personaje de novela?

¿Quieres convertirte en un personaje de novela? ¿Te gustaría ser uno de los 5 personajes "invitados" en la continuación de "La Guerra de la Doble Muerte", de Alejandro Castroguer?




La editorial Almuzara y el autor han organizado un concurso en el que, en caso de resultar afortunado, aparecerás con tu nombre y características físicas, para hacerlo lo más verosímil posible.


Para ello tendrás que responder a esta pregunta:

¿Cuál es el apodo del detective que en la novela baja a Sevilla en busca de una persona?

Si has leído la obra escribe a
guerradoblemuerte@gmail.com indicando el apodo de ese personaje y tus datos de contacto.

domingo, 24 de octubre de 2010

Una zarzuela de bajos intereses: La escopeta nacional

Título: La escopeta nacional
AÑO: 1978
DURACIÓN: 95 min.
DIRECTOR: Luis García Berlanga
GUIÓN: Rafael Azcona & Luis García Berlanga
FOTOGRAFÍA: Carlos Suárez

SINOPSIS (extraída de FilmAffinity): Un fabricante catalán de porteros electrónicos viaja a Madrid, acompañado de su amante, para asistir a una cacería que él mismo ha organizado. Su principal finalidad es relacionarse con gente de la alta sociedad para así mejorar su negocio. Todo parece ir bien, hasta que el dueño de la finca demuestra plena autoridad sobre Jaime, que es el verdadero organizador de la reunión. En el festejo encuentra personajes diversos junto a los que vive situaciones absurdas.


Ésta no es una película de terror, ni mucho menos de zombis, claro está. Aunque a todos los seguidores de la GDM os sonará su nombre. Valgan unas palabras para glosar una de las obras más ácidas del cine español de la transición.

Con un reparto de lujo (José Sazatornil, Luis Escobar, Antonio Ferrandis, José Luis López Vázquez, Rafael Alonso, Mónica Randall, Laly Soldevilla, Félix Roateta, Amparo Soler Leal, Luis Ciges, Chus Lampreave, Bárbara Rey) la película retrata la fauna que rodea a una cacería, pero no la aviar sobre la que hay que disparar bien rápido, sino la que viste ropa cara y maneja billetes, aunque esto del dinero sólo sea de manera simbólica, por lo menos así ocurre en el caso del Marqués, interpretado por Luís Escobar, que anda más tieso que las pobres perdices muertas que caen desde el cielo.

Todo empieza con la llegada de Jaime Canivell, encarnado por J.Sazatornil, empresari catalá, empeñado en colocar en el mercado su patente de los porteros electrónicos, sí, esos que tenemos todos en los portales de nuestros bloques. Lo acompaña su amante y secretaria (o debería decir secretaria y amante) a la que presta su cuerpo Mónica Randall y que ha de pasar por su esposa a fin de guardar las buenas formas. Su desesperación va en aumento al tener que ir de oreja en oreja hablando de las ventajas de su producto. Ha de asegurarse las ventas. Lamentablemente se arrima al árbol que ha de ser talado en breve, el ministro que interpreta Antonio Ferrandis. Para desgracia de Canivell durante la cacería y posterior cena evita al señor Castanyns, director de un banco que le negó un crédito, y en cuyo círculo de amistades se encuentra el que será nombrado nuevo ministro. Duele ver cómo ha de desandar el camino andado y enrollar su orgullo y tragárselo para pedir a su antiguo enemigo los favores del nuevo ministro.



Un director que cuenta entre sus logros con "Bienvenido Mister Marshall", "Calabuch", "Los jueves, milagro", "Plácido" y "El verdugo", radiografía (casi se podría hablar de autopsia a la clase pudiente española) las distintas mezquindades de unos y otros con una lucidez propia de un guión (recordemos a Azcona) en el que las conversaciones se solapan unas a otras.

Para no destripar nada y por destacar alguna escena, hablar del bingo en el que a Canivell se le reprende por haber jugado un solo cartón. Y cuando la suerte le sonríe se ve casi obligado a dejar las 96.000 pesetas ganadas en favor de una obra de beneficemcia. O también de la escena en que Luís Escobar corte vello púbico de la amante de Canivell para su colección fetichista.

Una obra maestra en definitiva. De visión obligada para los amantes del cine español.

domingo, 17 de octubre de 2010

1280 almas, de Jim Thompson


Título: 1280 almas
Título Original: Pop.1280
Autor: Jim Thompson
Año: 1964
Páginas: 235
Género: Negri
Editorial: Punto de lectura
Encuadernación: Rústica, tapa blanda, bolsillo


Jim Thompson (Anadarko, Oklahoma, 27 de septiembre de 1906 - Huntington Beach, California, 7 de abril de 1977) fue autor de "El asesino dentro de mí" y esta "1280 almas" y de guiones como "Atraco perfecto" o "Senderos de gloria".

1280 almas alude al número de habitantes de la pequeña población de Pottsville. Se acercan las elecciones y el je de policia Nick Corey duda de que vaya a salir reelegido. Cuando quiera darse cuenta la situación se le habrá ido de las manos.


De esta novela es más fácil hablar desde el corazón que desde la misma inteligencia. En ocasiones creo que mucho mejor, desde el estómago, pues es aquí donde se dirigen los golpes que Jim Thompson regala a sus lectores. Quien sea capaz de aventurarse en este Postville sin haber leído ninguna sinopsis que destripe su argumento se llevará una buena sorpresa.

La galería de personajes que arropan a Nick Corey, el jefe de policía protagonista y que cuenta la historia en primera persona, es de lo más variopinta, una auténtica fauna de la jungla americana: Ken Lacey, el sheriff de otra ciudad del estado y amigo de Corey, supuestamente más listo que éste y a quien visita en busca de consejo; Myra, la esposa de Corey, que tiene sonados diálogos con éste; Lennie, el hermano de Myra, y que para desgracia del protagonista vive en la casa con ellos; Rosa, la amante de Nick, una auténtica belleza; Amy, la antigua novia del Corey, que todavía mantiene la idea de rehacer su vida juntos, etc...

Es bien curioso todo el capítulo 12º en que Nick Corey nos cuenta la singular manera que tuvo Myra, su actual esposa, de echarle el lazo.

Para finalizar valgan dos fragmentos breves de la propia novela con los que ejemplificar el estilo de la propia obra, sarcástico, corrosivo.

Así en el capítulo 9º se puede leer esto: "Bueno, el caso es que cuando llegaba el momento de votar parecía que la gente se iba a quedar sin diversiones si votaba a mis oponentes. Lo único que podía hacerse sin correr el reisgo de ser arrestado era beber gaseosa y besar como mucho a la propia esposa. Y a nadie le gustaba demasiado la idea, esposas incluidas".

Y en el capítulo 12ª esto otro: "A veces creo que quizá ésta es la causa de que no progresemos tabto como otras partes de la nación. La giente pierde tantas horas de trabajo linchando a los demás y gasta tanto dinero en sogas, gasolina, emborracharse por anticipado y otros menesteres necesarios, que queda muy poco para fines prácticos".

Para los amantes del género negro, un clásico. A los demás es posible que se os atragante tanta mala leche. Advertidos quedáis.

domingo, 10 de octubre de 2010

In memoriam, Tony Curtis: dos películas muy diferentes

Tony Curtis (de nombre real Bernard Schwartz) falleció a los 85 años por culpa de un ataque de corazón en Las Vegas el 29 de septiembre de 2010. Nacido en New York vivió la época dorada de Hollywood. Su última película fue "David y Fátima" del año 2008.


Curtis en su última película


Biografía (extraída de la Wikipedia):
Era hijo de Emmanuel y Helen Schwartz, una familia de judíos húngaros del barrio del Bronx, donde nació. Célebre por su físico de galán y su acento típicamente neoyorquino, su nombre quedará ligado a su interpretación en Con faldas y a lo loco con Jack Lemmon y Marilyn Monroe, si bien cuenta con una extensa carrera al haber actuado en más de cien películas desde el año 1949 hasta 2008. Considerado en sus principios como un joven apuesto sin más, el actor acabó demostrando su talento en films de la talla de Chantaje en Broadway (The Sweet Smell of Success) con Burt Lancaster y en su papel de un prófugo encadenado a Sidney Poitier en Fugitivos (The Defiant Ones) que le valió una nominación a los Óscar. Su historial incluye títulos míticos como Espartaco de Stanley Kubrick, Trapecio de Carol Reed y El último magnate de Elia Kazan.


Aprovecho la ocasión de este In memoriam para hablaros suscintamente de dos de sus películas, a saber, "La carrera del siglo" y "El estragulador de Boston", separadas sólo por tres años, aunque a juzgar por la temática y el estado físico lucida en mabas se antoja poca distancia.


TÍTULO: La carrera del siglo
TÍTULO ORIGINAL: The Great Race

AÑO: 1965
DURACIÓN: 150 min.
DIRECTOR: Blake Edwards

GUIÓN: Arthur A. Ross (Historia: Blake Edwards)
MÚSICA: Henry Mancini

FOTOGRAFÍA: Russell Harlan
REPARTO: Tony Curtis, Jack Lemmon, Natalie Wood, Peter Falk, Vivian Vance, Keenan Wynn, Arthur O'Connell, Dorothy Provine, Larry Storch

PREMIOS 1965: Oscar: Mejores efectos de sonido. 5 nominaciones

SINOPSIS (extraída de Filaffinity): Aventuras y desventuras de los participantes de una carrera automovilística de carácter internacional entre Nueva York y París, a principios del siglo XX. Jack Lemmon y Tony Curtis interpretan a dos excéntricos participantes que, a bordo de sus flamantes vehículos, mantienen una feroz rivalidad entre ellos. Todo tipo de incidentes y situaciones cómicas se irán sucediendo.

TÍTULO: El estrangulador de Boston
TÍTULO ORIGINAL: The Boston Strangler

AÑO: 1968
DURACIÓN: 120 min.
DIRECTOR: Richard Fleischer

GUIÓN: Edward Anhalt
MÚSICA: Lionel Newman

FOTOGRAFÍA: Richard H. Kline

REPARTO Tony Curtis, Henry Fonda, George Kennedy, Mike Kellin, Hurd Hatfield, Murray Hamilton, Sally Kellerman, Jeff Corey

SINOPSIS (extraída de Filaffinity): Basado en sucesos reales acontecidos en la ciudad americana. En Boston, entre 1962 y 1964, 13 mujeres fueron brutalmente estranguladas por Robert de Salvo, un fontanero felizmente casado y con una vida aparentemente normal... Esta es la espeluznante historia de los hechos, y de la ardua investigación que siguió a los mismos.


La primera del año 1965 y la segunda de 1968 son tan diferentes que parece inexplicable que sólo medie entre ambas 3 años y una comedia playera, "No hagan olas (Don't Make Waves)", que rodó a las órdenes de Alexander MacKendrick (el director de "El quinteto de la muerte") con Claudia Cardinale y Sharon Tate.


El gran leslie y Albert Desalvo


No es sólo que el universo que muestran una y otra sean como la noche y el día, carreras locas, peleas a puñetazos y con tartas en la primera y ambientes realistas, y escenas de hondo calada psicológico en la otra, sino que la interpretación de nuestro Tony Curtis es diametralmente opuesta aunque en buena parte de ambas obras visten de blanco. En la de película de Edwards interpreta al gran Leslie, galán de sonrisa y mirada chispeante, embaucador, galán y aventurero, dispuesto a casi todo por ganar la carrera de New York a París y a todo por conquistar a la peridista feminista que encarna la fabulosa Natalie Word. Es casi su marca de estilo, la imagen que todos conocemos y en pocas ocasiones abandonaría. Mientras que en la cinta de Fleischer da vida a Albert Desalvo, un triste currante, padre de familia, que en sus brotes de esquizofrenia se dedica a estrangular a todo tipo de mujeres. Es en ésta donde su calidad como interprete queda patente, con una escena final, casi duelo con Henry Fonda, donde la transformación de inocente cabeza de familia a psicópata es realmente formidable, valiéndose el director para ello de su reflejo en el espejo de la sala de interrogatorios.

Con ambas se puede disfrutar de un buen rato de cine y de paso recordar a uno de los últimos monstruos sagrados de la época dorada de Hollywood, Tony Curtis.




sábado, 2 de octubre de 2010

Fascinante "Mr.Nobody", de J.Van Dormael


TÍTULO: Las vidas posibles de Mr. Nobody
TÍTULO ORIGINAL: Mr. Nobody

AÑO: 2009
DURACIÓN: 135 min.
DIRECTOR: Jaco Van Dormael
GUIÓN: Jaco Van Dormael
MÚSICA: Pierre van Dormael
FOTOGRAFÍA: Christophe Beaucarne

REPARTO: Jared Leto, Diane Kruger, Sarah Polley, Ling-Dan Pham, Rhys Ifans, Natasha Little, Toby Regbo, Juno Temple
GÉNERO Ciencia ficción. Drama. Fantástico. Romance

SINOPSIS (extraída de Filmaffinity): En el año de 2092, Nemo Nobody, un hombre de 120 años de edad, es el último humano mortal viviendo entre humanos que se han vuelto inmortales gracias a increíbles avances científicos. Cuando Nemo se encuentra en su lecho de muerte, revive varias posibles existencias y matrimonios que tal vez pudo experimentar.


Premiada en el año 2009 en el Festival de Sitges al Mejor maquillaje es una película tan fascinante como difícil de clasificar. En muchos momentos me recordó a las mezclas imposibles de muchas novelas de Kurt Vonegut (Matadero Cinco, por ejemplo). Es verdad que en la primera media hora te sientes hipnotizado por la fuerza visual de la película y abrumado en parte por tanta información. Después poco a poco se centra y se sientes más a gusto siendo copartícipe de ella. Hay muchos momentos deliciosos como la historia de amor del protagonista con su hermanastra.

Destacar la interpretación de los tres actores que encarnan a Nemo Nobody. En todos ellos es posible encontrar la misma cara de alucinación. Diane Kruger está especialmente bien y muy hermosa.

Lo que sucede es que una vez terminada uno no sabe si ha asistido a un formidable despliegue técnico/artístico o a una obra maestra. Habrá quien la admirará y quien renegará de ella.

Por mi parte, yo me dejé seducir por la propuesta. Tampoco a veces hay que buscar a Beethoven o a Picasso en cada música que escuchamos o en cada cuadro que contemplamos.