Blog personal de Alejandro Castroguer

En el blog de Alejandro Castroguer podrás estar al tanto de las noticias que generen las novelas "GLENN" (Premio Jaén de Novela 2015), "LA GUERRA DE LA DOBLE MUERTE", "EL ÚLTIMO REFUGIO" y "EL MANANTIAL", y las antologías "Vintage'62: Marilyn y otros monstruos" y "Vintage'63: J.F.K. y otros monstruos" entre otras. Además, es lugar de encuentro para amantes del cine, la literatura, la buena música y las aventuras del Rey Mono.

martes, 6 de abril de 2010

14.1º Capítulo >> Mas de 39 escalones

Lunes 1 de febrero de 2010, las 9 de la mañana.

Edificio de La Equitativa, Málaga


(Originalmente se publicó completo el capítulo. Ahora sólo es un extracto en espera de la publicación del libro)



Advierto un rumor delante de mí, alentando el miedo de los que tengo cerca. La llama prende con rapidez, es lo normal, basta un primer comentario para que poco después, gracias al efecto dominó, sacuda las cuatro esquinas de la plaza.

-El ejército está a las puertas de la ciudad.

Estoy sentado junto a una estatua de bronce. En la inscripción leo, Hans Christian Andersen. Su nombre es un trasto abandonado bajo una sábana en el desván de la cabeza, Hans Christian Andersen, repito. Sé que está ahí, emboscado en la memoria, pero no sé qué significa.

He pasado una mala noche. He tratado en vano de deshacerme de las pesadillas, y digo en vano porque cuanto más luchaba por escapar más me enredaba en ellas, retorciendo cada imagen hasta el mismo límite de la cordura. Imágenes del día de ayer, las detonaciones a mi espalda, los gritos, las carreras. Y luego la huída sin mirar atrás, saltar de verja en verja, hotel tras hotel. Las hojas caídas sobre el agua podrida de las piscinas. Mis pies eran pesados como el mismo sueño.


Ahora descanso con los pies colgando, libres de las botas, sentado junto a la estatua. Estoy extenuado y necesito algo de comer. Ayer fue una jornada dura. Después de huir a toda prisa escaleras abajo en busca del paseo marítimo de Torremolinos, era imposible volver sobre mis pasos en busca del Chrysler. Con el ejército a mis espaldas, una locura.

Así que sólo tenía una salida, Málaga. Joder, no sabía que Torremolinos estaba tan lejos de la capital. En algún cartel indicador leí 14 kms. Andando y sin reponer fuerzas supuso un castigo excesivo. Cinco horas de caminata.

(...)


No muy lejos de donde se encuentra Salvador descubre un grupo más numeroso de lo habitual, cada uno remolcando su propia hambre, escondida la rata en la bodega del abdomen. Se dirigen al edificio de La Equitativa. Entonces se pone de pie y aventura unos pasos en dirección a la entrada.

Es el número 10. Sobre el dintel hay un gran medallón que alberga un altorrelieve de la Justicia, la balanza en la mano derecha, ennegrecida toda ella por el moho y la desidia de un Ayuntamiento que nunca se interesó por el inmueble. La puerta principal es de hierro. El forjado es discreto, funcional, y presenta una mano de pintura verde. Una cadena con dos vueltas y un candado impiden el paso, poca cosa para una piedra de gran tamaño, la insistencia de los golpes y la voracidad de los hambrientos.

37 comentarios:

  1. Corrección de erratas:
    "La llama prenda con rapidez, es lo normal".
    La llama PRENDE con rapidez, es lo normal.

    "La puerta principal es dy hierro".
    La puerta principal es DE hierro.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Félix, por ser siempre el primer corrector. Ya están corregidos esos fallos.

    ResponderEliminar
  3. Agradezco personalmente la incorporación de nuevos seguidores a la GDM ... a saber Félix, Vicente, Nogales, Jaraco, Crstina Pérez Velarde y Miembro de la Resistencia. GRACIAS.

    ResponderEliminar
  4. He abierto una nueva encuesta para elegir una novela:
    >> LA CIUDAD Y LOS PERROS, de Vargas Llosa
    >> LA FAMILIA DE PASCUAL DUARTE, de Cela

    Si os preguntáis para qué necesito que votéis, es sencillo, para incluir una cita velada en la GDM. Y por qué estas dos. Porque siguiendo con la política de implicar a los seguidores con sus gustos personales (ya hice algo con Ftemplar), Antonio Carro me habló de estas dos novelas como sus favoritas.

    Así que a votar (alguno ya votó en comentarios de otras entradas). Gracias de antemano.

    ResponderEliminar
  5. "Ha de hacer una nueva colada, que pospone desde hace dos casi una semana."

    ¿Una o dos semanas?

    ResponderEliminar
  6. "Ha de hacer una nueva colada, que pospone desde hace dos casi una semana".
    Ahí yo entiendo, como en las formas antiguas, tres semanas, o sea, que ya hace una eran dos.
    Es como cuando Tolkien dice "son cuatro veces quinientos", en lugar de decir que son dos mil.

    ResponderEliminar
  7. Errantus, Félix, gracias por el apunte. Corro a subsanar el error. Son dos semanas.

    ResponderEliminar
  8. Muy buena la escena de la pobre señora en busca de comida...que sólo puede "caer del cielo".

    ResponderEliminar
  9. Me ha gustado bastante el final. Yo que conozco el edificio, me ha sorprendido lo bien que lo has descrito, con todo sus detalles.También el suspense que le has dado. Genial.Me ha agradado la mención que haces de la fenomenal película de Hitchcock.
    Esperando el Viernes jeje.

    ResponderEliminar
  10. Gracias Oriafontan, espero que la resolución del viernes sea también de tu agrado.

    ResponderEliminar
  11. Antonio, lo de los detelles es algo intencionado. Conseguí que el conserje me dejara entrar y anotarlos mentalmente.

    Los que no lo conocéis no os imagináis que cerca está de ser un escenario de un peli de susto.

    A esperar el viernes. Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Ah por cierto. Lo de Pascual Duarte y La Ciudad y los Perros, ¿ es para hacer una mención del título de la novela o para insertar alguna escenita u otra cosa referida a la novela que gane en la votación?
    saludos
    A ver si se anima la gente y votan más
    El mío es para Pascual Duarte

    ResponderEliminar
  13. A lo que preguntas, Antonio, cualquier aportación de los lectores será bien recibida, claro está.

    Y sí, a ver si se anima la gente, no vaya a ser que el parón de Semana Santa haya enfriado el interés por la lectura.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Por cierto, tengo una idea para agradecer la fidelidad de los lectores más constantes y que más comentan. Además así festejamos la cercanía de las 10.000 visitas.

    Me gustaría ENTREVISTAR a alguno de vosotros. Sería poca cosa, contestar unas diez preguntas sobre vuestros gustos y proyectos, y alguna sobre la GDM. Así que a ver quién se apunta. (Por favor, espero que no se sienta desplazado nadie, pero me interesaría empezar por los más veteranos y fieles).

    Gracias.

    ResponderEliminar
  15. Siento comentar un poco tarde, pero es que se me había pasado por conpleto.
    Me ha gustado mucho el capítulo (a pesar de que no salga Judith), muy intenso. Cada vez que vea el edificio de La Equitativa recordaré la GDM y cuando vea la figura de Hans Christian Andersen pensaré en Salvador sentado al lado del famoso escritor.

    Enhorabuena por el capítulo.

    PD: -Espero que pronto vuelva mi querida Judith...jejeje

    ResponderEliminar
  16. Por cierto... he votado en la encuesta por "La ciudad y los perros". A ver que escena sale del homenaje a esta novela... lo espero con ganas.

    ResponderEliminar
  17. Ya sabes que yo estoy más que dispuesto a dejarme experimentar, jejejeje.

    Fer

    ResponderEliminar
  18. Gracias Vanessa por votar y por leerme y comentar. La escena continúa mañana y creo que irá en aumento la tensión. Ya me contarás.

    Y ya sabes, si se te ocurre algo para el homenaje de la novela de Vargas Llosa o la de Cela, lo dices y hablamos.

    ResponderEliminar
  19. Ftemplar, gracias por ofrecerte. Te apunto en la lista de entrevistados. Ya hablamos. Tampoco quiero que sea nada gravoso para los lectores ni hacerte un interrogatorio. Será indoloro. Buenas noches.

    ResponderEliminar
  20. Ok, Errantus, muchas gracias por participar. Será un placer hacerte ocho o diez preguntas.

    ResponderEliminar
  21. Bueno, unas preguntas no le hacen daño a nadie (salvo que estés implicado en un caso de corrupción xD)

    ResponderEliminar
  22. Yo también le echaré valor a la cosa. Me apunto.

    ResponderEliminar
  23. JAjja, muy agudo, Félix. Te apunto a ti y a Antonio Carro.

    ResponderEliminar
  24. Lamento llegar tarde. Prometo ponerme al día.

    El relato presenta a la señora Ezquerdo a la que se le augura un mal final. El drama de un superviviente sin posibilidad de escapar. La foto del edificio ayuda a los lectores. Me he quedado con ganas de saber más, así que espero el viernes con impaciencia. Mis felicitaciones.

    ResponderEliminar
  25. Mañana prometo leer la entrada de este viernes y dejar mi comentario. Disculpas por la tardanza. Saludos.

    ResponderEliminar
  26. No importa, Mil Noches, cada uno dispone del tiempo como puede. Se agradece el esfuerzo. Un saludo.

    ResponderEliminar
  27. Otra vez tarde, pero supongo q no importa.
    Me gustó mucho este capitulo. Esa primera parte donde utilizas un personaje hasta entonces desconocido para describir desde otro ángulo la misma escena q lineas abajo describes desde el punto de vista de Salvador, me parece una muy buena estrategia narrativa, muy sencilla pero efectiva.
    Tambien me parece interesante saber por fin qué sucedió con Salvador despues de aquella espectacular escena de las escaleras cerca del paseo marítimo de Torremolinos. (una de mis partes favoritas es sin duda esa escena de las escaleras)

    ResponderEliminar
  28. Lo de tarde NO importa, de verdad. Insisto en darte las gracias por el esfuerzo.

    Me halaga tu comentario. La señora Ezquerdo es un personaje secundario como lo será la hambrienta de la entrada siguiente.

    Salvador, el pobre, va de problema en problema, tratando de escapar de un mundo que se derrumba a su alrededor.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  29. una nueva colada, que pospone desde hace dos casi una semana??.No lo entiendo

    OH!, OH1 Parece una nueva candidata a traspasar el umbral de la vida.

    ResponderEliminar
  30. Lo del fallo de dos casi una semana, ya está arreglado. Gracias por el apunte.

    A la señora Esquerdo la llama la Doble Muerte, jajaja.

    ResponderEliminar
  31. Perdón por el retraso. me ha gustado mucho como siempre y sólo le he visto un par de detallitos:

    para que haya corriente de aire en todo la casa
    supongo que es: para que haya conrriente de aire en toda la casa.

    Andando y sin reponer fuerzas se supuso un castigo excesivo. Supongo que ese se es un eso.
    Felicidades Alejandro mantienes muy bien el interés e incluso algó de lástima por los personajes que se ve que van a ser devorados.

    ResponderEliminar
  32. Gracias, Sharly, pues sí, son dos errores de dedos, así que agradecido por la corrección.

    ResponderEliminar
  33. Excelente entrada, amigo Alejandro. La rutina monotona del superviviente, que a pesar de todo sigue siendo un animal de costumbres.
    El enfoque que le das a la narracion es brutal,actuando como un mero observador al que le da igual quien viva o quien muera.
    Muy muy buena la entrada . Espero ver el desenlace ahora mismo.
    Por cierto: Yo voto por La Familia de Pacual Duarte. "Yo no soy malo, señoria, aunque tenga motivos para serlo..."

    ResponderEliminar
  34. Gracias po tus comentarios. Es que una entrada de la GDM sin ellos no es lo mismo ;). Me alegra que sigas con pasión la historia.

    Un saludo.

    ResponderEliminar