Blog personal de Alejandro Castroguer

En el blog de Alejandro Castroguer podrás estar al tanto de las noticias que generen las novelas "GLENN" (Premio Jaén de Novela 2015), "LA GUERRA DE LA DOBLE MUERTE", "EL ÚLTIMO REFUGIO" y "EL MANANTIAL", y las antologías "Vintage'62: Marilyn y otros monstruos" y "Vintage'63: J.F.K. y otros monstruos" entre otras. Además, es lugar de encuentro para amantes del cine, la literatura, la buena música y las aventuras del Rey Mono.

martes, 9 de marzo de 2010

11.1 Capítulo >> Salvar el pellejo

Domingo 31 de enero de 2010, las 19:30 de la noche

Junto al Palacio de Congresos de Torremolinos


(Originalmente se publicó completo el capítulo. Ahora sólo es un extracto en espera de la publicación del libro)


(...) En pleno centro de Torremolinos, a estas horas, la Plaza de la Nogalera es un océano oscuro, completamente desierto, cuando semanas atrás era el lugar de encuentro preferido por los vecinos de la zona, sentados en una terraza alrededor de una copa o en los bancos que hay frente a la estación subterránea del cercanías. Por aquel entonces era habitual ver docenas de ancianos renegando de sus pensiones y de madres hablando de sus miserias, un ojo atenta al niño, no se vaya a caer.


21 comentarios:

  1. Muy bueno. Me encanta la forma de describir el frío que siente el zombie. El hecho de estar muerto no impide sentir la humedad, la desesperación y el miedo. ¿Habrá gripas zombies?

    ResponderEliminar
  2. "En pleno dentro de Torremolinos, a estas horas, la Plaza de la Nogalera es un océano oscuro"
    Se te fue el dedo a la tecla de arriba: "centro".

    Por lo demás, muy bien hilado el capítulo.
    Ya sabes que me tienes en el mail para lo que necesites.

    ResponderEliminar
  3. Sin duda el recluta Salvador es mi personaje favorito. Me gusta que los zombies tengan también miedo de los vivos. Bueno, creo que ya te lo dije, me gustan estos zombies que tienen miedo.

    ResponderEliminar
  4. Muy buena pregunta, Errantus, no lo había pensado, ¿gripes zombies? Pero ¿podrían llevar a la muerte? Jajaja. Como casi siempre eres la primera en responder, gracias. Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Siempre tan atento a esos "dedos rápidos". Subsanado el error. Gracias por el ofrecimiento. Espero este próximo jueves o viernes mandarte algo.

    Buenas noches.

    ResponderEliminar
  6. Irakolvenik, aunque Judith gana por goleada en la preferencia de los lectores, este personaje de Salvador tiene también sus incondicionales (recuerdo ahora mismo a Mil Noches, por ej.). En cuanto a eso que apuntas, si quiero que los zombies sean inteligentes ... la inteligencia convoca al mismo miedo, miedo a lo desconocido o a lo diferente.

    Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  7. Bueno, que decir. Si es que cambias por completo cualquier cosa que se haya leído sobre el género, que se te tienen que rifar para publicar.

    Fuera tópicos típicos y haces creíble (dentro de lo que estas contando) lo que nos vas contando.

    Estoy esperando una entrada o un momento de decirte ¡Te pillé! y no hay manera.

    Atento a tus pasos.

    Fer

    ResponderEliminar
  8. Gracias, Fer, a ver si te ecuchan esos que se me tienen que rifar, jajaja.

    Es mi intento, el hacer algo nuevo (vaya lo serio que me pongo) en el género, y qué más nuevo que contar los miedos de esa otra gente. Siempre damos por hecho cosas y la literatura puede aportarnos algún enfoque distinto.

    Gracias, Fernando. Te espero en sucesivas entradas.

    ResponderEliminar
  9. Ya se ha cerrado por fin la encuesta de una "Necesito un escenario, ¿cuál elegirías de éstos?". Gracias a los que habéis votado.

    Los resultados son los siguientes contabilizando 34 votos:
    una iglesia ... 4 votos (13%)
    una entidad bancaria ... 4 votos (13%)
    una funeraria ... 9 votos (30%)
    un supermercado ... 2 votos (6%)
    un club de alterne ... 5 votos (16%)
    un colegio ... 10 votos (33%)

    Por lo tanto, utilizaré el escenario del colegio (como ganador) y el de la funeraria (como finalista). Lo que en ningún momento dije es si los utilizaría en el presente o en un flashback.

    Gracias a todos.

    ResponderEliminar
  10. Mas que inteligentes, diria que a estas alturas, y obvuiando que cuando la rata del hambre se libera y mordisquea sus estomagos, estos zombies son mas humanos que los propios humanos. Ira, miedo, decepcion, abatimiento,desesperanza.. No, no estoy describiendo a un emo, si no a estos no muertos tan especiales..
    Salvador es un gran personaje y esta entrada da fe de ello.Pero sigo enamorado de la cadaverica tez de Judith.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Esa es una buena definición, Athman, de la obra, más humanos que los humanos. Algo del estilo de los replicantes de "Blade Runner", que desesperadamente buscan respuestas a una vida artificial y programada.

    Y claro, me encanta encontrar un seguidor acérrimo de Judith.

    Saludos desde la GDM.

    ResponderEliminar
  12. Estoy con la mayoría. Me ha gustado bastante esta entrada por los rasgos humanos que describes en los zombies. Ahora,lo que màs me ha DELEITADO, los momentos que Salvador (mi personaje preferido sin duda) pasa refugiado en el banco prendiendo fuego a los billetes completamente solo en la oscuridad y siguiendo el ritmo de la pesadilla musical."Chapeau".

    ResponderEliminar
  13. La verdad es que esa escena es una explicación perfecta de lo que sucede (sucedería) en una situación, que todo se relativizaría... y el dinero, ante la falta de electricidad, podría servir como lumbre. Gracias, Antonio.

    ResponderEliminar
  14. Este capitulo me ha gustado bastante, muy buenas descripciones. También continúas destacando rasgos humanos en Salvador, personaje que paulatinamente se va haciendo más atractivo. En un capitulo anterior, fue en la escena del perro, y en el capitulo de ahora en esos momentos en que Salvador siente miedo de los vivos, cuando siente frio, etc, etc.

    Me llamó la atención, al igual que a la persona que comenta arriba, esa escena en que Salvador prende un montoncito de billetes. Como tu mismo dices, Alejandro, en una situacion como aquella todo se relativiza. Si se piense un poco, es algo que en algún momento en el futuro podría suceder.

    ResponderEliminar
  15. ¡Muy buena entrada! Como todas las publicadas hasta ahora.
    Prometo extenderme cuando tenga algo más de tiempo. Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Rasgos que gradualmente nos acercarán a estos muertos. Hay que sumar detalles para crear a todos los personajes. Ya llegará el flashback de Salvador, claro que sí.

    Gracias Giancarlo con la fidelidad a la GDM.

    ResponderEliminar
  17. Cada vez me parece más interesante el personaje de Salvador, tiene tantos matices... que como dicen parece más humano que los propios humanos, aunque esto le sucede a todos los personajes zombies de tu novela.
    A pesar de que Salvador me gusta, sigo opinando que Judith es más carismática, y que me encanta.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  18. Gracias Vanessa, es natural que a unos y otros gusta tal o cual personaje, pero es mi intención que todos tengan algo, que ninguno quede excesivamente plano.

    Encantado con tu fidelidad.

    ResponderEliminar
  19. ¿Cual es la función de un comentario?

    Por supuesto está la más intuitiva que es la de dejar constancia de una opinión sobre lo leído e instar con ella al autor a dirigir sus pasos en una u otra dirección acorde a las veleidades estéticas, morales, filosóficas, políticas o sociológicas del comentarista.

    Sin embargo, creo que hay otras perspectivas. Está la de reforzar al autor por un trabajo loable para que continue en la brecha y obtenga beneficios, aunque sólo sea el del aplauso y/o palmadita en la espalda, del esfuerzo obtenido.

    Por último, sin ser exhaustivos (ni pretenderlo), queda el comentario a modo de punto de libro, hasta aquí llegué leyendo, por aquí he de continuar.

    Así pues recibe mi aplauso y palmadita en la espalda en forma de punto de libro. Una vez más me gusta lo que leo.

    ResponderEliminar
  20. TE sigo los pasos, Félix. Muy interesante este comentario tuyo. Cierto es que los comentarios más allá de la palmadita en el hombro pueden cambiar o no el curso de una obra "en proceso". En alguna ocasión en esta GDM lo han hecho.

    Gracias Félix.

    ResponderEliminar