Blog personal de Alejandro Castroguer

En el blog de Alejandro Castroguer podrás estar al tanto de las noticias que generen las novelas "GLENN" (Premio Jaén de Novela 2015), "LA GUERRA DE LA DOBLE MUERTE", "EL ÚLTIMO REFUGIO" y "EL MANANTIAL", y las antologías "Vintage'62: Marilyn y otros monstruos" y "Vintage'63: J.F.K. y otros monstruos" entre otras. Además, es lugar de encuentro para amantes del cine, la literatura, la buena música y las aventuras del Rey Mono.

martes, 16 de febrero de 2010

7º Capítulo >> Crónicas de Guerra, Ceniza

Sábado 30 de enero de 2010, 20:30 horas

Avenida de Juan Pablo II, Granada



El estruendo de dos turborreactores en mitad de la noche.


La inminencia del bombardeo.


El temblor de los edificios.


Dos centellas plateadas se aproximan a toda velocidad desde el norte de la provincia. La ciudad aguarda el sacrificio final, derrotada a las faldas de Sierra Nevada. En ella es imposible distinguir el más mínimo vestigio de luz eléctrica. Desde el aire, y a oscuras, parece la postilla de una gran herida. O un melanoma. Allá abajo apenas se barrunta el eco de un pulso mínimo, unas cuantas sombras que han sido sorprendidas por la noche y navegan sin rumbo, desbaratados los pasos por el pánico.


Los dos Mirage F1, guiados por la infalibilidad del radar, se lanzan en picado contra Granada, un ruido similar al de enormes piedras de diez toneladas cayendo ladera abajo.

Les basta con un par de segundos para hacer su trabajo. Trazan una curva ascendente, las alas a cuchillo, de noroeste a sureste. Se alejan. A una velocidad de Mach 1 ya están a más de cinco kilómetros cuando una cortina de fuego crece sobre los barrios de Cervantes y Mirasierra. No estalla con la violencia del explosivo. No, solamente la voracidad de las llamas pegajosas.


Ante la barbarie de las últimas semanas, los vivos han elegido responder con la misma moneda. Lanzando bombas cargadas con Mk77, una evolución del tristemente famoso napalm, se vulneran todos los tratados internacionales. Como carecen de las aletas estabilizadoras es casi imposible precisar el blanco. Únicamente reduciría el margen de error la experiencia de los pilotos, pero en esta ocasión se ha elegido darle una oportunidad a dos novatos. Como adolescentes que juegan a disparar balines contra las ranas. Sólo que no están frente a una charca de agua estancada.


Hay zombies en mitad de la calle tratando de recordar el camino de casa. Pero ya no tienen tiempo, la bomba roza el suelo o la arista de un edificio y libera toda su carga. El fuego se expande, se riza sobre si mismo a una velocidad superior a la del pensamiento. De modo que cuando quieren reaccionar los jirones de cabello han desaparecido en una décima de segundo, la piel se fríe y la grasa adiposa del abdomen crepita. Los ojos se licuan en el primer instante antes de evaporarse. Ciegos los pasos, los cuerpos son muñecos de San Juan que tratan desesperadamente de huir de la hoguera sin sospechar que la hoguera son ellos mismos. Dentro de un rato sólo quedará un rastro, la señal inequívoca de la ceniza en mitad del asfalto abrasado.


Consciente de la gravedad de la tragedia que asola Andalucía desde mediados de diciembre, el Gobierno declaró el estado de alarma poco después del día de Reyes. El viernes 22 de enero el Congreso de los Diputados prorrogó dicho estado, dando de alguna manera luz verde a la intervención militar. Así ya no habrá que negar más la gravedad de los enfrentamientos delante de los medios de comunicación.

Seguidamente el Ministerio de Defensa posibilitó la actuación del ejército con el fin de recuperar cuanto antes el control sobre las ocho provincias andaluzas. Y se combate por aire y por tierra para extirpar el tumor.


(Originalmente se publicó completo el capítulo. Ahora sólo es un extracto en espera de la publicación del libro)


49 comentarios:

  1. ¡Genial! Me ha encantado la entrada de uno de ELLOS. Despiadado, incomprensible. Tal como lo son los zombies para los vivos. El predador supremo entre el montón de carroñeros. Casi como el Trex en Jurassic Park, pero sin alivio para los protagonistas. Te has lucido con esta entrada.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Acabo de llegar a casa, escribo rápidamente este mensaje ya que no me dará tiempo leer tranquilamente y como a mi me gusta esta nueva entrada.
    Espero que sea tan genial como las anteriores.
    Bueno apago que me esperan tareas varias en casa.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Esta entrada me ha parecido muy completa, tiene de todo, misterio, y terror, y otra vez te deja con la intriga de saber qué pasará después.

    Aunque eso sí, estoy deseando que vuelva a salir Judith (mi personaje favorito...jejeje), y saber que pasó con ella.

    Un saludo, y enhorabuena por este nuevo capítulo.

    ResponderEliminar
  4. La primera mitad: Perfecta, la segunda mitad de... 9/10, pero no sabría decirte qué influye para que crea eso, sólo es una sensación -posiblemente la inevitable necesidad de bajar el rítmo para no afixiar al lector, unida con mis propias ansias-. En cualquier caso, un texto sobresaliente. Sigue igual.

    ResponderEliminar
  5. Tensión a raudales pero nada parece parar este melanoma tan extendido.

    La escena en que Salvador se esconde es muy lograda.

    ResponderEliminar
  6. Me encanta cómo dotas de humanidad a los zombies, en el sentido de que sienten ese miedo tan intenso y tan humano... Normalmente, los zombies no sienten miedo, ni dolor, ni cansancio... ahí suele residir su fuerza. Pero estos son distintos, son inteligentes, y me gustan.

    ResponderEliminar
  7. Ya se le extrañaba a este soldado zombie. Me ha gustado mucho este capítulo por esto y porque las descripciones de esas pequeñas cosas que hacen y dicen los soldados en grupo son muy buenas. Me han hecho recordar viejas peliculas de guerra, como "El francotirador", que es una de mis favoritas sobre Vietnam.

    Pero me pregunto si no se te ocurrió en algún momento tomar la perspectiva de un soldado del bando de los vivos. Digo porque Judith ya es un zombie, y hubiese resultado interesante que el narrador intercalara secuencias entre un vivo y un zombie. Porque creo que los hombres de batas blancas no cuentan como vivos, son demasiado tétricos.

    También es de destacar, Alejandro, tu capacidad para sorprender al lector en cada capítulo. ¿Quién es ese ser monstruoso e inmenso que aparece casi al final? Supongo que es un zombie superdotado pero tal parece que le da por atacar a zombies y vivos por igual.

    PS: Una cosa más, y esto es con respecto a mi cuento "Rogger, extraviado...". Una revista en papel de la Pontificia Universidad Católica de Lima (de lejos la mejor universidad de todo el país) ha aceptado publicarlo en su número de marzo. Es un pequeño logro porque nunca he sido publicado en papel y estoy :-)

    Saludos, Alejandro, sigue como hasta ahora que tu historia ya me enganchó desde hace rato.

    ResponderEliminar
  8. Errantus, me ha gustado esa comparación con Jurasic Park, jajaja. Me alegra saber que te gustó. Un placer verte entrada tras entrada en la GDM.

    ResponderEliminar
  9. Cuando tú puedas, Antonio. Confío en ti. No has faltado a niguna entrada. Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Dices "misterio, y terror, y otra vez te deja con la intriga de saber qué pasará después". Es mi manera de asegurarme la lectura de futuros capítulos.

    Lo de las preferencias de personajes... Ya veo que cada cual habla en favor de uno u otro. Ahora ya se puede votar. Judith volverá a salir, y muy pronto.

    ResponderEliminar
  11. Claro, eso que dices es necesario, hay que modular los distintos ritmos y todo no pueden ser ataques despiadados. Félix, hay que dejar lugar a los personajes.

    Gracias por tu fidelidad para con la GDM, y por tus comentarios.

    ResponderEliminar
  12. Oriafontan, veo que te puedes volver a conectar a internet. Si lo haces desde un lugar distinto a tu domicilio, mil gracias dobles. Porque eso ya sería demostrar un gran interés por mi obra.

    Me alegro que te haya gustado. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Miedo tan intenso y tan humano... Es la seña de identidad de estos tipos sin ningún futuro salvo el de sobrevivir.

    Irakolvenik, que te gusten inteligentes presupone que estás dispuesta a descubrir cosas nuevas en el género.
    Muchas gracias por dedicarme estos minutos.

    ResponderEliminar
  14. "Me han hecho recordar viejas peliculas de guerra, como "El francotirador", que es una de mis favoritas sobre Vietnam." No la he visto así que me la apunto.

    ¿De los vivos? Giancarlo, no creo que cuadre en la historia. Eso no quiere decir que los vivos no tengan una importancia vital en el desarrollo de la trama. Si los demás lectores creen que me equivoco que lo digan.

    La sorpresa es la madre de la literatura de género. Gracias por leerme y comentar.

    En cuanto a esa publicación de "Rogger, extraviado..." en papel, me alegro. No me extraña. Ya te he dicho que tienes estilo y que tu relato menos "latino" me pareció muy bueno.
    Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  15. ¡Sensacional!
    (Prometo regresar en otro momento con más tiempo para extenderme en el comentario.)

    ResponderEliminar
  16. Más o menos como el resto de la gente. Muy conseguido el ambiente de guerra en el inicio y la angustia de Salvador al final. Y esa cosa que aparece para matarlos a todos. Mi personaje favorito es Judith y voto por ella.

    ResponderEliminar
  17. Cuando tú puedas, Mil Noches. Esperaré tu comentario.

    ResponderEliminar
  18. Gracias Nelson por tu tiempo y por tus palabras. Ya sabes, mañana más.

    ResponderEliminar
  19. ¡Felicidades Alejandro!

    Estoy de acuerdo con la mayoría. Excelente relato lleno de emoción, acción, misterio....En tu linea Alejandro, esa que tanto me gusta, y veo que a todos tus seguidores también. Nos tienes a todos ansiosos por leer el siguiente relato.
    Yo he votado por el bata blanca de gafas, me cayó muy bien. A ver si puedes darle algo más de protagonismo. Me gustaría también que hubiera algo de romanticismo, si puede ser un poco de atracción sexual o algo así, entre vivos y zombis.Me da morbo

    ResponderEliminar
  20. Gracias Antonio. Tomo nota cómo no de la preferencia de algunos lectores por el operario de las gafas. Lejos de ser uno de los personajes principales (Judith, Salvador y el muchacho de la silla de ruedas), sí ganará algo más de importancia como pedís, ya que en un principio iba a ser personaje de un solo capítulo. Con vuestros votos acerco más la historia al gusto de los lectores.

    ¿Romanticismo? Podría haber dependencia emocional entre los personajes. Ahora, de ahí a amor o sexo, media un abismo, Antonio.

    Gracias por tu tiempo.

    ResponderEliminar
  21. Para seguir dando voz de alguna manera a los lectores he abierto una nueva encuesta (buscadla debajo de la encuesta de los protagonistas)para elegir el escenario de un capítulo. No os voy a decir qué personajes interviene ni qué sucede, pero podéis elegir el lugar. Así que votad. Viva la democracia lectora.

    Son éstos: una iglesia, una entidad bancaria, una funeraria, un supermercado, un club de alterne y un colegio.

    En la encuesta podéis votar. Aquí podemos hablar y opinar, comentar las razones que nos llevan a elegir tal o cual opción.

    GRACIAS.

    ResponderEliminar
  22. Yo elegiría la funeraria sólo si te atreves a escribir un trozo de diálogo a lo Tarantino, que no es sencillo.

    ResponderEliminar
  23. ¿A lo Tarantino? Dame más detalles Félix. Propón algo. Gracias.

    ResponderEliminar
  24. Te comento aquí, pero es válido para las dos entradas, voy a destajo y hasta ahora (hace unos minutos) no he podido leer ambas. :S

    No sé si te has planteado (creo que sí) publicar esto en papel, pero si no lo has hecho, planteatelo seriamente.Estoy bastante soprendido (gratamente) ya que el nivel de emociones, acción, sentimiento, terror, no baja en las entradas, cosa que es algo díficil sacando 2 a la semana. No sé cuanto quedará ,espero que mucho, pero con tu permiso lo he ido pasando a Word para poder leerlo con más tranquilidad y sobre todo disfrutarlo en papel, que la pantalla me quema los ojos, jejeje

    Alejandro, te lo digo en serio, me ha gustado como escribes en lo que tengo por aquí (a ver si me siento tranquilo y te doy la valoración total), pero es que esto lo esta superando. ;)

    Un abrazo, que aunque no comente entrada por entrada, estoy al tanto en cuanto puedo

    Fer

    ResponderEliminar
  25. Coincido con el comunicante anterior:

    tu estilo es tan poderoso y visual, con unas metáforas tan deslumbrantes, y el argumento progresa tan satisfactoriamente a medida que crecen los personajes que me extraña que los editores no hayan empezado a interesarse en publicar este proyecto.

    En vista de lo publicado hasta ahora en este género, me atrevería a decir que esta GDM se convertirá en breve en una referencia indiscutible.

    Enhorabuena por tanto, Alejandro. Ya espero con ansiedad la publicación de la entrada de hoy.

    Saludos

    ResponderEliminar
  26. Gracias Fernando por esos halagos. Y la verdad es que sí, espero poder convencer definitivamente a los indecisos y que la GDM sea una realidad en papel. Creo que este próximo capitulo (el de hiy viernes) tiene buenos momentos de literatura.

    ¿Queda mucho? Son 30 capítulos, Fernando. Y espero todavía dar alguna vuelta de tuerca. Quien se atreva a seguir se verá sacudido por alguna sorpresilla.

    Lo dicho, gracias, Fer. Un saludo.

    ResponderEliminar
  27. Mil noches, en cuanto a lo del interés editorial ... vamos a dejarlo en el aire, por ahora. No anticipemos los acontecimientos.

    En cuanto a lo de ser una referencia la GDM, gracias. Veremos qué depara el 2010 a este proyecto.

    ResponderEliminar
  28. Un diálogo tarantiniano es aquel en el que los personajes hablan de algo ajeno a la trama (por ejemplo, un partido de futbol, lo buena que está la novia de nosequién, cine, etc.) en una situación de tensión dramática. En el caso de Tarantino puedes ver a gangsters hablando del bajo salario que tienen las camareras o a uno de las SS hablándole de lo que le gusta la leche mientras interroga a uno que esconde judios bajo la casa.
    Se trata de extraer al espectador del lenguaje de los personajes para que se centre en los gestos y reacciones de estos (tics, movimientos de manos, miradas perdidas, reirse ante lo obsceno...) y, además, suele dar buen efecto terminarlo con una sorpresa, con algo rápido e inesperado, aprovechando que los espectadores tienen la guardia baja, zás, les sorprendes. Imagínate por ejemplo, que estén hablando sobre lo mal que está tráfico por lo cortes, y que esto antes no era así, yo ya no sé para qué voto, y este trabajo, cuanto menos es aburrido, podría ser interesante por eso de trabajar en el depósito de cadáveres, pero aquí nadie te cuenta nada, ningún cliente se queja, pero qué te voy a contar, ¡frac! tiran la puerta abajo y se los llevan los del CSIC, ahora esto está bajo su jurisdicción. Eso sería un diálogo tarantiano.

    ResponderEliminar
  29. Muy buena idea la aportada por Feliz Royo. Tal vez deberías considerarla para incluirla en el momento que estimes oportuno dentro de la historia.

    ResponderEliminar
  30. Realmente un gran capítulo con unas escenas muy visuales. Me ha encantado.

    ResponderEliminar
  31. Me ha entusiamado,amigo Alejandro.
    Por fin vemos a una de esas criaturas predadoras en accion y por todos los diablos que h sido espectacular.
    Me sorprende muy gratamente que seas capaz de combinar en un mismo texto accion pura y sensaciones humanas, temores, miedos y deseos.
    Lo grotesco y violento va de la mano de lo personan y los sentimientos. Formidable.
    Y me uno a la urgencia de que alguien con vista se percate de la necesidad de llevar esta historia al papel.

    ResponderEliminar
  32. Gracias Félix, la verdad es que tu implicación con la historia y tus ganas de ayudar son de reseñar. Muy agudo y muy oportuno para un más que probable capítulo. Sí señor, GRACIAS.

    ResponderEliminar
  33. Mil Noches, gracias, tomaré MUY en cuenta la aportación de F.Royo. Que no será la única si alguno se atreve con alguna más.

    ResponderEliminar
  34. Sharly, lo dicho en otro capítulo, me gusta verte por aquí. ¿Visuales? Lo intento. Gracias.

    ResponderEliminar
  35. Athman, habrá más escenas con estos depredadores (como los nombras). Trato de abrir los ojos del espectador con un lenguaje directo, escueto, pero al mismo tiempo visual y poético.

    ¿Urgencia de llevarla al papel? La verdad es que hay una editorial interesada, pero no adelantemos acontecimientos, que todo ha de caer por su propio peso.

    ResponderEliminar
  36. Me gusta cada vez más y me intriga.Tengo gana de ponerme al día

    ResponderEliminar
  37. Así me gusta, Ana, poco a poco. Tienes tiempo, la GDM va para largo.

    ResponderEliminar
  38. Copiado para intentar leerlo en el almuerzo en el curro. Ya te digo algo

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  39. Cuando pueda más bien,jejejeje. Sigo muy liado con el tema que ya sabes del colectivo. Pero en cuanto dejemos la cosa cerrada retomo. Por cierto, ¿me darás una papeleta por este comentario? :P

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  40. Ya sabes que tú tienes muchas papeletas, y que habrá más sorteos. Tiempo al tiempo. Gracias.

    ResponderEliminar
  41. Cada vez más interesante... seguiré leyendo cuando encuentre otro hueco, pero lo buscaré ansioso porque esto cada vez está mejor.

    ResponderEliminar
  42. La verdad es que trato de graduar la intensidad, como en la música, tú que te dedicas a esto. Y éste es un capítulo intenso. GRACIAS.

    ResponderEliminar
  43. Ufff
    Me ha enganchado... voy a descargarme los próximos capítulos para leerlos en el bus.
    Salu2

    ResponderEliminar
  44. Shera, gracias por tus palabras y por tu comentario. Espero que sigas disfrutando con la historia.

    ResponderEliminar
  45. Pues muy tarde pero leido. Creo que este es uno de los más sugerentes que te llevo leido. Me encantó el ritmo y el rollo reflexivo de Salvador. Y el tipo grandote me dejó algo descolocado, pero ya veremos como sigue.
    Me compio el 8 y a ver si medio me puedo ir poniendo al día.

    ResponderEliminar
  46. Gracias, Ángel, porque sé que es un esfuerzo para ti seguir leyendo la GDM debido a tus compromisos. Un saludo.

    ResponderEliminar
  47. Hola Alejandro.

    He descubierto GDM casi por casualidad, y hoy en el trabajo ya voy por este capítulo...
    Vamos, que me tienes enganchado a más no poder.
    Tienes un estilo que no había leído en nadie y me encanta.
    Vamos, que me tienes hechizado con tu historia y tu prosa.
    Otro fiel que tienes en tu causa y otro que compraría tu libro si estuviese publicado

    De momento el capítulo que más me ha gustado es el del accidente de Judith y el de los matasanos en la capilla.... La verdad es que es muy difícil quedarse con un capítulo en concreto porque todos me han gustado....

    Y de personajes, tengo ganas de saber que pasa con Judith y el zombie de la silla de ruedas....

    Continuo con el siguiente capítulo....

    Saludos mil desde Valencia

    ResponderEliminar
  48. Zaremer, para mí es una alegría que te hayas enganchado a la historia. Es mi intención dotar al consabido género Zombie de una poesía que dignifique el género. Si en el género de Vampiros hay grandísimas obras, en este de los muertos vivientes no tanto. Todo ha quedado como un pálido reflejo del cine.

    Pues sigue leyendo y contestaré a lo que me preguntes. Ya verás que hay un poco de todo en la GDM. Ah, y si te haces seguidor podrás optar a algún sorteo de merchandising de la GDM y ser entrevistado por mi.

    Saludos desde Málaga.

    ResponderEliminar