Blog personal de Alejandro Castroguer

En el blog de Alejandro Castroguer podrás estar al tanto de las noticias que generen las novelas "GLENN" (Premio Jaén de Novela 2015), "LA GUERRA DE LA DOBLE MUERTE", "EL ÚLTIMO REFUGIO" y "EL MANANTIAL", y las antologías "Vintage'62: Marilyn y otros monstruos" y "Vintage'63: J.F.K. y otros monstruos" entre otras. Además, es lugar de encuentro para amantes del cine, la literatura, la buena música y las aventuras del Rey Mono.

sábado, 30 de julio de 2016

El cuento de la Princesa Kaguya (reseña)


Título: El cuento de la Princesa Kaguya
Título original: Kaguya-hime no Monogatari
Director: Isao Takahata 

Año: 2013
Duración: 137 min.


Guión: Isao Takahata, Riko Sakaguchi
Música: Joe Hisaishi


Sinopsis (extractada de Filmaffinity): Basada en un cuento popular japonés anónimo del siglo IX, "El cortador de bambú". La historia comienza cuando una pareja de ancianos campesinos encuentran a una niña diminuta dentro de una planta de bambú, y deciden adoptarla como si fuera su hija. Convertida rápidamente en una hermosa mujer, es pretendida por muchos hombres, incluido el emperador...

Estos son algunos de los premios cosechados por el film de Takahata: Nominada a Mejor largometraje animación en los Oscar 2014, Mejor largometraje de animación por Críticos de Los Angeles 2014, Festival de Cannes 2014: Sección oficial, etc




Muchos cinéfilos desprecian las películas de dibujos animados. Con suerte, le conceden el beneficio de la duda a toda un clásico del Séptimo Arte como es “Fantasía”; es a lo más que llegan los integristas del cine.

 
El Habitante Incierto de esta casa, más abierto de mente, disfruta por igual de una película ya sea interpretada por actores de carne y hueso o actores de colores y tinta negra. Lo importante es el guión, la trama, el delineado psicológico de los personajes, y nunca la técnica empleada para conseguirla.

Ayer le tocó el turno a la última maravilla alumbrada por el Estudio Ghibli, una película de Isao Takahata: “El cuento de la Princesa Kaguya”. El milagro del nacimiento de la princesa en una caña de bambú, el milagro de la repentina transformación en bebé, el de la improbable subida de leche a los pechos de una anciana o el del crecimiento anormal de la pequeña no son más que el inicio de una historia que Takahata cuenta con delectación y sosiego. Sin prisas. Todo tiene su tempo. 

 

El director se regodea, sobre todo en las escenas campestres, en una paleta de colores asombrosos, reforzando los detalles en el centro de la imagen y difuminando los contornos conforme se alejan del mismo. La naturaleza se muestra en todo su esplendor, no hay mejor escenario para las tiernas correrías de Brote de Bambú, así llaman a la princesa sus amigos, y Sutemaru.

Toda esta felicidad no es más que el prólogo al verdadero drama que la protagonista vivirá en cuanto se traslade a la capital, donde su padre “adoptivo”, el leñador que la recogió del bambú, ha edificado una mansión en su honor gracias al oro que ha ido encontrado en el interior de otros bambúes. Ajena a la predestinación de quienes viven para ser princesas, Kaguya se siente a disgusto, constreñida por las convenciones y los rigores de una clase social a la que sus padres se empeñan que pertenezca. El aprendizaje y la rebeldía, el sometimiento y la rabia, volcados sobre una muchacha a quien la hermosura se le escapa por los ojos y por los dedos cuando toca una música en el koto.



La música, firmada por Joe Hisaishi, acompaña, susurra, colorea cada sentimiento con la dulzura propia de la princesa Kaguya. La película, que no se hace larga pese a superar los ciento treinta minutos, es una de esas raras joyas que uno se encuentra de improviso en el intrascendente cine actual. Si hoy en día en el cine todo son efectos visuales de artificio, historias escritas y deglutidas para espectadores con el cociente intelectual de una ameba, y chistes de variada índole con que satisfacer los bolsillos de quienes pagan una entrada o con que endulzar aún más las palomitas de colores, “El cuento de la princesa Kaguya” rinde homenaje a la tradición del buen cine japonés, pausa, composición de personajes, diálogos justos, y una historia que trasciende


El Habitante Incierto sabe que ha visto una obra de arte. Un nuevo clásico. Una joya. Y así te lo hace saber. 

domingo, 24 de julio de 2016

¿Manipulación?


"Ahora todo el mundo sabe leer y, en consecuencia, se halla a merced de los propagandistas —o gubernamentales, o comerciales—, que son los dueños de las fábricas de papel, de las linotipias y de las prensas de los periódicos. Concentrad multitudes de hombres y mujeres previamente condicionadas e influidas por la lectura diaria de los periódicos; halagadlos con altisonantes bandas de música, deslumbradlos con brillantes y espectaculares iluminaciones, y obnubiladlos con la oratoria de un demagogo —en cualquier parte encontraréis un demagogo que es a la vez explotador y víctima de la enajenación masiva— y ya veréis cómo en un santiamén podéis reducirlos a un estado de casi infrahumana necedad. Jamás antes de ahora han tenido la oportunidad tan pocos hombres de convertir en locos, maníacos o criminales a tanta gente."

"Los demonios de Loudun", de Aldous Huxley

sábado, 23 de julio de 2016

Utiliza tu imaginación

Os dejo otro fragmento (extractado) del diario que estoy escribiendo, y que espero publicar en papel en el futuro. Como no todo va a ser el puro recuento de las aventuras y desventuras vividas en la oficina, también hay tiempo y lugar para la reflexión y la reivindicación.



Imagina que colonizase la Tierra una raza extraterrestre, tan todopoderosa que se jactase de ser la reina de la creación, la criatura perfecta. Y que esa raza descubriese, por casualidad, el sabor de la leche de una hembra humana y le gustase con locura. Imagina que esa raza, en virtud de su incuestionable libertad, secuestrase a todas las hembras humanas en grandes granjas. Y que, valiéndose del esperma de sementales humanos, las fecundase sin descanso para, una vez dada a luz la criatura intermediaria en semejante aberración, se les pudiese extraer la leche de los pechos con destino a los frigoríficos de los extraterrestres.

Ten por seguro que, atendiendo a este plan, las crías humanas forzadas a nacer serán seleccionadas en virtud de su sexo: sobrevivirán únicamente las hembras para que, en un futuro no muy lejano, se conviertan en la siguiente generación de mujeres lecheras; por el contrario, se sacrificarán a los machos a la tierna edad de unos pocos meses para que su carne se mantenga fresca, jugosa y no se endurezca.

Es fácil de deducir que las recién nacidas hembras apenas disfrutarán de la leche de sus progenitoras, extenuadas tras tantas horas de extracción en beneficio de los paladares extraterrestres.
—Las hembras humanas están hechas para dar leche —dicen los extraterrestres en cuanto alguien cuestiona su proceder.
Ahora no imagines, humano, rey de la creación, criatura perfecta. Piensa si esto no está sucediendo ya a nuestro alrededor, y si no eres culpable, aunque sea mínimamente, de ello. 

domingo, 17 de julio de 2016

El hombre estrella, de Bermúdez Castillo


Título: El hombre estrella
Autor: Gabriel Bermúdez Castillo
Año: 1987
Páginas: 240
Editorial: Ultramar Editores


Sinopsis: En "El Hombre Estrella" se plantea el problema de un planeta lejano, completamente desconectado del planeta madre, la Tierra, donde, por diversas circustanscias se ha formado una sociedad con un predominio sexual, físico y comercial de la mujer sobre el hombre. Unido esto a las duras circustanscias de ese mundos, cuyos continentes se ven a veces sometidos por verdaderas invasiones de insectos monstruosos, hacen que el protagonista, un hombre fuera de serie, un hombre estrella, tenga que enfrentarse a un medio y a una civilización despiadada y violenta.

- - - - - 

Tenemos un planeta alejado del planeta madre, la Tierra. Un sol y dos lunas: una azul, la lunacapri, y otra amarilla, la lunagialla. Un planeta donde escasean los hombres: hay diez mujeres por cada varón. Una ciudad, San Cataldo. Tenemos un matriarcado, la Junta de las Nueve, una sociedad alternativa donde la mujer ha asumido el papel del hombre y donde éste no deja de ser un mero objeto de deseo, algo puramente decorativo y reproductivo. La temible Administración. Casas de citas donde se exprime y abusa sin miramientos de los varones. Una sociedad donde la procreación se concibe a través de dos métodos, el denominado en frío, la inseminación, y el llamado en caliente, el coito. En definitiva, un planeta donde vemos el mundo del revés: la mujer domina social, política y físicamente al hombre.

Pues bien, en este contexto conocemos la historia de Tom Mumford. La novela empieza cuando Tom abandona su cueva, a más de mil millas de distancia de San Cataldo, tras la muerte de Juana, su madre, herida de bala en un atraco. Años atrás, Juana La Negra, tras darle a luz, huyó a fin de alejarlo de la Administración. Sin más norte que el encontrar respuestas a todas las preguntas que arrastra, Tom se dirige a San Cataldo dispuesto a conocer mundo. 

Después de tropezarse con Adriana y sus compañeras, y con el local El Paraíso regentado por Papá Ugolino (local donde conocerá la crueldad femenina en todo su esplendor), Tom comprende cuál es el papel que le reserva la sociedad de San Cataldo a un hombre como él: el de florero.

Sin embargo el destino le reserva una vuelta de tuerca: conoce a Brenda della Scala, una mujer de armas tomar, y que se presenta en una espectacular escena donde batalla contra unos barcos infectado de extraños insectos. Sin duda, Brenda es la mujer de su vida, o eso presiente al instante.

Esta novela de Bermúdez Castillo no abjura de muchas de las características de su catálogo: a saber, el humor, cierta picaresca típicamente española y barroca, y las consabidas escenas eróticas, marca de la casa. A muchos años de distancia de su publicación en la serie de bolsillo de Ultramar, sorprende las muchas críticas negativas que esta novela cosechase en su día. Tal vez no alcance las notables cotas de "Viaje a un planeta Wu-Wei", pero es una obra muy digna, además de tremendamente divertida y retorcida; ideal para leer con una sonrisa en los labios y una pregunta en la cabeza: ¿así se han sentido las mujeres durante siglos bajo el yugo de los hombres?

Para finalizar os dejo un extracto de la novela donde cierto personaje describe los métodos poco humanos de la temible Administración: "Allí te cogen el instrumento con un gancho y te lo retuercen para sacarte el semen. Con eso fecundan a esa pandilla de burras. Si no te sale semen, te dan dos palizas diarias y te abren los testículos con un bisturí para sacártelo a caños. Luego te meten en la prensadora. ¡Y eso sí que es peor! O te ponen electricidad en la misma punta, a ver si cumples. Hay muchos que mueren allí, créeme..." Así que es lógico que todos los hombres teman caer en las manos de la Administración, todos incluído Tom.

Si cae en tus manos "El hombre estrella", dale una oportunidad a la historia de amor de Tom Munford y Brende della Scalla. No te arrepentirás.

sábado, 16 de julio de 2016

¿Eres un mediocre? Test para averiguarlo

¿Eres un mediocre? Te dejo una cita (extraída de la novela "City", de Alessandro Baricco) a modo de Test para averiguarlo. Es muy sencillo: lee la cita y prueba a identificarte o no. Lo más probable es que, siendo un mediocre, no lo hagas. Pero este Habitante Incierto no esperaba menos de ti. 



Baricco, en un momento de su novela "City", describe así a los mediocres: "...la crueldad es la virtud por excelencia de los MEDIOCRES, necesitan ejercer la crueldad, ejercicio para el que no se necesita la más mínima inteligencia, lo que, obviamente, les facilita, les libera de obstáculos la operación, les hace destacar, por decirlo de algún modo (...), su crueldad te atacará por la espalda..."

¿Eres un mediocre, o no?

lunes, 11 de julio de 2016

Mala gente



Se celebra la muerte: 
unos en la plaza de toros, 
otros en las redes sociales.

Me duele la vesania de AMBAS celebraciones. 
La de las AMBAS muertes.

Muerte con muerte se paga. 
Torero, es el salario del miedo.
Desvergüenza, desvergüenza cobra. 
Animalista, no seas peor que ellos.


¡Mundo enfermo, no te enteras! 
Es la triste espiral de la violencia.



Ya lo decía Antonio Machado en dos versos del Poema II de "Soledades", poemario escrito entre 1899 - 1907:

Mala gente que camina
y va apestando la tierra...

domingo, 10 de julio de 2016

Seguir adelante

Biblioteca de Holland House, Londres, tras el bombardeo de 1940

Así describe Enrique Vila-Matas la famosa fotografía de Biblioteca de Holland House de Londres, destruída en parte tras el bombardeo nazi de 1940 en su artículo "Noche de guerra" fechado en el 10 de abril de 2003, y publicado en papel en el volumen "Aunque no entendamos nada":

"Es una fotografía bastante famosa. Muestra los restos de una biblioteca medio derruida por los bombardeos. A través del tejado hundido, se ven edificios fantasmales. Pero las estanterías permanecen en su lugar y los libros alineados en ellas parecen intactos. Tres hombres están de pie entre los escombros, los tres están dedicados a la actividad de escoger un libro para leerlo. No están volviendo la espalda a de la guerra ni haciendo caso omiso de la destrucción. Simplemente, tratan de seguir adelante. Están afirmando el derecho de todos a preguntar, pensar, saber, entender.”