Blog personal de Alejandro Castroguer

En este blog podrás estar al tanto de las noticias que generen las novelas "LA GUERRA DE LA DOBLE MUERTE", "EL ÚLTIMO REFUGIO" y "EL MANANTIAL", y las antologías "Vintage'62: Marilyn y otros monstruos", "Vintage'63: J.F.K. y otros monstruos", "Tenebrae", "Postales desde el Fin del Mundo", "Para mí tu carne" y "Antología Z 7 de Dolmen". Además, es lugar de encuentro para amantes
del cine, la literatura, la buena música y las aventuras del Rey Mono.


jueves, 28 de agosto de 2014

De Leonard

Un sombrero.
Una maleta. Una botella vacía.
Un cigarrillo que humea en equilibrio.
Fotografiado maravillosamente por Herman Leonard.


sábado, 23 de agosto de 2014

Noticia a confirmar

El día en que se bombardeen las ciudades con poemas se habrá confimado la noticia: al fin los humanos han dejado de ser humanos y se han convertido en verdaderos animales.

Alejandro Castroguer



miércoles, 20 de agosto de 2014

Ya hace 6 años

Os cuento. El Habitante Incierto de esta Casa Deshabitada tiene un hábito de lo más reprobable: usar los libros a modo de diario. A veces basta con una dedicatoria. O con unas notas garabateadas en las páginas en blanco que hay al inicio o al final de la publicación. Cualquier montón de palabras con tal que se preserve una migaja de vida, el reflejo mísero de un día cualquiera. Algo en apariencia intrascendente. 
Pero ahí no acaba su desfachatez. Además de usarlos de diario, el Habitante emplea sus libros de ataúdes donde enterrar todo tipo de cosas: viejas fotografías, recortes de periódicos y cualquie cosa que sirva para recordar el tiempo ya gastado.  

Los años terminan por amarillear las hojas y distanciar las lecturas, para bien o para mal. Porque ¿qué recordamos de libros leídos hace cinco, diez, veinte años? Es en esa longitud de años o de décadas donde aguardan, agazapadas, las notas garabateadas, las dedicatorias, todo lo que el Habitante dispuso para el momento exacto del redescubrimiento.

Os hablo ahora de un libro en concreto: La Saga de Cthulhu que editase La Factoría de Ideas en su colección Puzzle. Dentro duermen un recorte del diario Qué acerca de la muerte a tiros de un niño, fechado el 3 de octubre de 2008. Una postal de Irlanda. Un marcador de páginas de la Biblioteca Cánovas del Castillo. Y el siguiente puñado de palabras manuscritas:

"Estamos en el Rincón de la Victoria y a 20 de agosto de 2008. En la plaza que se abre delante del ayuntamiento compramos dos libros: Nazareth Hill, de Ramsey Campbell y este La Saga de Cthulhu (a cuatro euros cada uno). De inmediato, Vane y yo empezamos a leerlos. El relato Una habitación en Go.Bay Street cae aquí mismo, tumbado aún en la playa.
De regreso a Málaga, a eso de las tres menos cuatro de la tarde, quiere la desgracia señalar este día con un trágico accidente aéreo en Barajas (154 muertos)".

 
Hoy, 20 de agosto de 2014 se cumple seis años de aquella compra. De aquel día de playa. Y de aquella tragedia que muy pocos recordamos.

lunes, 18 de agosto de 2014

El Manantial en formato electrónico

Dos años y dos meses después de la publicación en papel, Dolmen publica en formato electrónico EL MANANTIAL. Y me he tenido que enterar gracias al chivatazo de un lector, pues de lo contrario aún no sabría nada (alguien debe de haber perdido mi email).

Sólo espero y deseo que en estos últimos 800 DÍAS, los que median entre aquel 8 de junio de 2012 y este 18 de agosto de 2014, hayan tenido tiempo suficiente para traducir la novela al español, desfaciendo así el entuerto perpetrado por quien figura como corrector de la edición en papel, don Martín Castaño (a quien tendría que haber evangelizado personalmente).




sábado, 16 de agosto de 2014

Viaje al Oeste: vigésima y última jornada

 

Vaya por delante que estas jornadas del Viaje al Oeste contienen spoliers.

CAPÍTULO XCVI
EL NOBLE KOU AGASAJA CON GUSTO A UN MONJE RESPETABLE.
EL MAESTRO TANG RECHAZA LAS ETIQUETAS

Llegan a la Prefectura de la Terraza de Bronce, de la Tierra de la Luz. Conocen al señor Hung Da Kuang que prometió, muchos años atrás, que daría de comer a diez mil monjes. Y es que se da la casualidad que sólo le faltan cuatro monjes que alimentar, justamente los recién llegados. Las celebraciones y los banquetes se alargan en exceso, tanto que los peregrinos empiezan a impacientarse. 
Una vez reanudado el viaje, alcanzan el Palacio temporal de la Luminosidad Perfecta, medio abandonado.


CAPÍTULO XCVII
EL BENEFACTOR DADIVOSO SE TOPA CON LA DESGRACIA. PARA
ESTABLECER EL ORDEN PERDIDO EL SABIO SE VE OBLIGADO A 
MANIFESTAR TODA LA FUERZA DEL ESPÍRITU

Mientras tanto, en la Prefectura de la Terraza de Bronce, un grupo de bandidos atacan la casa de Hung Da Kuang, le roban y le dan muerte. Su anciana esposa, que sospecha que todo es culpa de los viajeros, culpa a Tripitaka y sus compañeros. Es por ello que se organiza un ejército dispuesto a castigar a los malhechores. 
La banda de forajidos cae sobre los cuatro viajeros, pero Wu-Kung consigue inmovilizarlos. Recuperado el dinero de Hung Da Kuang, deciden que será mejor devolvérselo. En esas están cuando el ejército de la Prefectura les encuentra: inmediatamente son acusados de lo ocurrido a su último anfitrión. 
De regreso a la ciudad son encerrados en las mazmorras. Convertido en una libélula, el Rey Mono escapa y pone voz al cadáver de Hung Da Kuang para acusar a su esposa e hijos. No contento con eso, se decide a hablar con Ksitigarbha para devolverle la vida al muerto. 


CAPÍTULO XCVIII
SÓLO CUANDO HAYAN SIDO DOMADOS EL MONO Y EL CABALLO, 
PODRÁN ALCANZAR LA PERFECCIÓN UNA VEZ CONCLUIDAS TODAS
SUS PENALIDADES, CONSIGUEN ENTREVISTARSE CON EL AUTÉNTICO

El grupo puede proseguir el camino cuando queda aclarado todo el asunto. Poco después encuentran un grupo de edificaciones tan altas que superan los mil metros. El inmortal de la Cabeza de Oro les da la bienvenida y les informa que han de subir al Pico del Buitre, que es donde habita el Patriarca Budista.
Al poco de comenzar la ascensión, se encuentran con la Corriente de Más Allá de las Nubes, de unos dieciséis kilómetros de anchura. Después de desestimar el cruzar por encima de un tranco demasiado resbaladizo, llaman la atención de un barquero, que no es otro que el Buda Guía, o la Luz de Ratnadhvaja.
Aunque su bote carece de fondo, deciden valerse de su ayuda. En mitad de la travesía descubren un cadáver, que a decir de todos es el de Tripitaka. Poco después, en mitad de un paisaje de ensueño, divisan el Monasterio del Treuno, el final del camino. Una vez dentro, los peregrinos se presentan ante Tathagata. Éste le hace entrega de los rollos de los sutras como recompensa por el esfuerzo realizado.
Como quiera que están en blanco, el respetable Héroe Blanquecino será el encargado de cambiárselos por los correctos. De regreso al Monasterio del Trueno reciben cinco mil cuarenta y ocho rollos, en esta ocasión perfectamente escritos.


CAPÍTULO XCIX
NUEVE VECES NUEVE ES EL NUMERO PERFECTO PARA LOGRAR LA TOTAL
EXTINCIÓN DE MARA. EL TAO REVIERTE A SUS ORÍGENES,
UNA VEZ CONCLUIDOS LOS TRABAJOS DEL TRES DOBLE

La Bodhisattva Kwang-Ing es informada de todos las pruebas superadas por los peregrinos durante el viaje. Tras el recuento de las mismas, ella se percata de que han superado un total de ochenta pruebas y que, por tanto, falta sólo una para conseguir nueves veces nueve pruebas. Es por ello que necesita que los viajeros pasen una más.
De regreso al Este, el viento que llevaba a Tripitaka y a sus compañeros los deja acer a la altura del Río-que-llega-hasta-el-cielo. Durante una posterior tormenta, los diablillos y monstruos de la zona tratan de arrebatar las escrituras sagradas. Esta es la última prueba, y ha sido superada con éxito.
Poco después visitan la aldea de Chen antes de proseguir viaje hacia el Este.


CAPÍTULO C
LA VUELTA A LAS TIERRAS DEL ESTE. 
LOS CINCO SABIOS ALCANZAN LA INMORTALIDAD

De regreso a la ciudad de Chang-An, desde la que comenzase el viaje al Oeste, Tripitaka se apresta a entregar las escrituras a Tai Chung. Éste decide que quedarán custodiadas en el Templo del Ganso Salvaje. Para extender sus enseñanzas, ordena que se hagan numerosas copias de las mismas que repartir por otras tierras. 
De vuelta al Oeste, al Monasterio del Trueno, Tathagatta nombra al monje Tang Buda del Mérito Candana. Al Rey Mono, Buda Victorioso en la Lucha. A Ba-Chie, Profeta de los Altares. A Bonzo Sha, Arhat del Cuerpo Dorado. Y al caballo que ha montado Tripitaka durante toda la aventura, Dragón perteneciente a las Ocho Clases de Seres Sobrenaturales. 
Todos los presentes terminan rezando.


- - - - - 


Aquí acaba este larguísimo viaje. Han sido justo seis meses de lectura. Si juntase todos los minutos invertidos en ella, el cáculo arroja más de tres días invertidos en llegar al Oeste. Toda una vida lectora. Un desafío del que el Habitante Incierto de esta Casa Deshabitada ha salido indemne. O tal vez no tanto. El tiempo lo dirá. En breve haré una reseña de la obra.


viernes, 15 de agosto de 2014

El que avisa no es traidor

J.G.Ballard nos habla del futuro en su novela Milenio Negro. De la rebeldía de la clase media. Y reflexiona acerca del disparate que es luchar por todo, por muy loable que sea la causa que justifique semejante combatividad. En el capítulo 7 avisa, porque quien avisa no es traidor, lo siguiente:

Todo el mundo sueña con la violencia, y cuando tantas personas tienen el mismo sueño es que algo terrible está a punto de suceder...

En vista de lo exaltado que estamos todos, de que las palabras se nos astillan de pura violencia, habremos de estar preparados para lo peor.

Pues nada, ¡bienvenida sea la paz antes de que estallen las ideas!


miércoles, 13 de agosto de 2014

Un gran pianista


Este Cd de Ahmad Jamal, señalado con el nombre de Waltz for Debby, tiene las siguientes músicas:

1 Waltz for Debby _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ 6:25
2 The Folks Who Live on the Hill _ _ _ _ _ _ _ _ _5:42
3 People_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _5:34
4 Baia _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ 8:40
5 The Good Life_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _4:40
6 Autumn in New York _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ 5:19
7 I've Never Been in Love Before _ _ _ _ _ _ _ _ _ _2:48


Estas siete primeras piezas están grabadas en el Bubba's Restaurant, de Fort Lauderdale, Florida, el 20 de marzo de 1980. Tocan Ahmal Jamal (piano), Sabu Adeyola (contrabajo) y Payton Crossley (batería).


8 Morning of the Carnival_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _10:46
9 One_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _9:46
10 Autumn Leaves_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ 5:57



Estas tres primeras piezas están grabadas en Cannes, el 26 de enero de 1981. Tocan Ahmal Jamal (piano), Sabu Adeyola (contrabajo) y Payton Crossley (batería). En "One" y "Autumn Leaves" se les une Gary Burton (vibráfono).


Os dejo el youtube de "Morning of the Carnival" como muestra de los tesoros que esconde el cd.